Más de 20 mil solicitantes de asilo de MPP todavía aguardan en México

    0
    159
    Un grupo de migrantes venezolanos, guatemaltecos, hondureños y mexicanos esperan para iniciar la solicitud de visa humanitaria afuera de la oficina fronteriza estadounidense de El Chaparral, en la frontera de la ciudad de Tijuana, en el estado de Baja California, con Estados Unidos. EFE/Alonso Rochin/Archivo

    Washington – Más de 20.000 solicitantes de asilo aguardan al sur de la frontera de Estados Unidos una respuesta a su pedido, indicaron este lunes activistas que urgieron a un tribunal en California a declarar ilegal el programa Protocolos de Protección a Migrantes (MPP), conocido como «Quédate en México».

    La política por la cual Estados Unidos devuelve a México y América Central a los solicitantes de asilo fue instaurada en 2019 por el Gobierno del ahora expresidente Donald Trump como parte de «una política para desalentar la migración», afirmó Melissa Crow, abogada del Southern Poverty Law Center (SPLC).

    «Varias de esas políticas permanecen y, mientras tanto, quienes han buscado asilo permanecen en condiciones precarias al sur de la frontera», añadió Crow en una teleconferencia de prensa.

    El martes, la jueza Cynthia Bashant, del Distrito Federal del Sur de California, escuchará argumentos en una demanda iniciada por Al Otro Lado, una coalición binacional de organizaciones que abogan por los migrantes, y 13 personas que pidieron asilo.

    La querella nombra como demandado al titular del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, como máxima autoridad en esta materia en el Gobierno federal, aunque el hispano se ha mostrado en contra de MPP.

    Este programa fue suspendido a comienzos de este año por el Gobierno del actual presidente, Joe Biden, que permitió además la entrada al país a parte de los cerca de 70.000 migrantes que fueron devueltos a México, aunque según los demandantes todavía quedan 20.000 esperando respuesta a su pedido de asilo.

    Pero la decisión del Gobierno de cancelar MPP fue impugnada en los tribunales por los estados Misuri y Texas, que la pasada semana recibieron con satisfacción la noticia de que la Corte Suprema rechazaba el pedido de que se suspendiera preliminarmente la decisión de un juez que ordenó reinstaurar MPP.

    El SPLC, junto con el Centro por los Derechos Constitucionales y el American Immigration Council, representan a los demandantes en esta querella en la corte californiana.

    Los inmigrantes alegan que la ley estadounidense y los principios internacionales requieren que los solicitantes de asilo reciban una audiencia cuando se presentan en la frontera.

    La demanda también alega que los solicitantes que han sido enviados de retorno a México han sufrido daños graves, violaciones y homicidios mientras permanecen acampados o en albergues cerca de la frontera.

    Un estudio de la organización Human Rights First aseguró la pasada semana que en lo que va del año se han registrado 6.356 informes de secuestros y otros ataques, incluidas denuncias de violación, trata de personas y asaltos armados violentos, contra solicitantes de asilo, incluidos niños, que fueron expulsados a México.

    «Sin un país al que puedan retornar con seguridad, los migrantes esperan en condiciones peligrosas por su oportunidad de obtener asilo», indica un argumento preparado para el tribunal.

    Guerline Josef, presidenta de la Alianza Puente Haitiano, se dijo «desconcertada» porque el Gobierno de Biden «continúe las políticas que buscan contener la migración».

    «La Administración se complace en ayudar a los haitianos… en Haití, pero se asegura de que jamás lleguen a nuestra tierra», añadió. «Biden y (la vicepresidenta Kamala) Harris siguen diciéndole a los migrantes ‘No vengan», como si venir fuese una opción».