Más detenidos en el sur de California dan positivos con COVID-19

0
1147
Vista de inmigrantes que han cruzado irregularmente la frontera de EEUU. EFE/Rick Loomis / POOL/Archivo

Los Ángeles – El aumento de contagios en una cárcel del sur de California obligó a poner en cuarentena a todo el lugar, informaron este martes las autoridades carcelerIas, mientras activistas aumentan sus pedidos para que sean liberados los detenidos de mayor riesgo, especialmente los indocumentados que solo enfrentan procesos civiles en su contra.

La cuarentena establecida en la Cárcel Central del Condado de Orange se dio después de que 4 reclusos (3 hombres y 1 mujer) dieran positivo al COVID-19, elevando a 10 el número de contagiados en ese lugar.

El cierre total significa que no se transfiere a los reclusos dentro o fuera de esta cárcel de hombres y mujeres, con una capacidad de albergar a más de 1.800 reclusos, dijeron las autoridades en un comunicado. Las visitas ya habían sido canceladas temporalmente.

El brote del virus también ha llegado a los centros de detención de inmigrantes.

Hasta este domingo se habían confirmado cuatro casos positivos de coronavirus en el Centro de Detención de Otay Mesa, cerca a la frontera de California y México, y que está bajo las órdenes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) demandó a las autoridades federales el viernes pasado exigiendo la liberación de los detenidos en mayor riesgo de contagio que se encuentran en Otay Mesa y en Imperial Regional Detention Facility.

«La detención continua del ICE de estas personas vulnerables va en contra de las recomendaciones de salud pública y las órdenes del Gobierno de practicar una higiene adecuada y distanciamiento físico», dijo la abogada de ACLU Monika Y. Langarica en un comunicado.

Entre los demandantes está Miguel Benítez, un solicitante de asilo casado con una ciudadana estadounidense, que está bajo custodia del ICE desde 2017 y sufre de leucemia.

La acción legal también pide la liberación inmediata de Issis Yoselin Zelaya Sagastume, quien sufre una enfermedad pulmonar subyacente y anemia, haciéndola una persona de mayor riesgo de morir si es contagiada con el COVID-19.

La expansión del virus entre las cárceles no es solo un problema en el sur de California. ACLU de Luisiana presentó este lunes otra acción legal para exigir la libertad de los migrantes retenidos en el Federal Detention Center, en Oakdale.

Luisiana, con menos de 5 millones de habitantes, según datos del censo, es uno de los estados más afectados con el virus que ya cuenta con 16.284 contagiados y 582 muertos.

California, con casi 40 millones de habitantes, registra este martes 17.165 casos positivos del virus y 430 muertos, según datos del periódico Los Angeles Times.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here