México incrementa obstáculo, ya no albergará a menores en estaciones migratorias

0
1000
Integrantes de la caravana migrante de centroamericanos permanecen en un albergue en la ciudad de Tijuana, en Baja California (México). EFE/Archivo

Tegucigalpa – México subió el muro virtual que ha erigido contra los migrantes que intentan cruzar el país en su ruta hacia Estados Unidos al prohibir que los menores sean recibidos en sus estaciones migratorias.

Con ello, los menores hondureños, sean acompañados o no, que buscan llegar a suelo estadounidense de forma irregular, no serán recibidos en las estaciones migratorias de México.

El gobierno mexicano anunció que las estaciones migratorias del país ya no albergarán menores de edad, donde brindaban atención a los infantes, así como a sus familias, cuando ingresan de manera irregular al país.

En un comunicado, el Instituto Nacional de Migración (INM) de México informó que en sus inmuebles se atenderán las acciones de protección a la niñez migrante, previstas en las reformas legislativas que, en materia migratoria, entraron en vigor el 11 de enero.

En ese sentido, a partir de esa fecha, según el INM, “ninguna de las sedes del INM en el país -estaciones migratorias y estancias provisionales- albergará o alojará a niñas, niños o adolescentes”.

Albergue temporal

Las autoridades informaron que, en la ciudad de Tapachula, estado de Chiapas, se instaló un albergue temporal a cargo del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) para los menores y sus acompañantes, en acato a la reforma de la Ley de Migración.

Activistas y organizaciones han denunciado que en la Estación Migratoria Siglo XXI, con capacidad para mil personas, están detenidos cientos de migrantes centroamericanos y sudamericanos, incluyendo a niños y adolescentes que viven en condiciones de hacinamiento, insalubres y sin atención médica.

135 menores retornados de la caravana

De la caravana que salió de San Pedro Sula, el 15 de enero, han sido retornados al país 135 menores, confirmó el jefe de Migración de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), Francisco Urbina.

Indicó que todos los menores viajaban no acompañados y se les está brindando toda la atención requerida.

Advirtió que el riesgo es alto, el uso de la violencia y el gas lacrimógeno afecta la salud de los menores.

Señaló que la mayoría de los menores provienen de municipios del Valle de Sula, sector afectado por las tormentas tropicales Eta e Iota.

Señaló que la Dinaf ha advertido los peligros que pueden encontrar en el camino siguiendo la ruta migratoria, principalmente en este tiempo en donde nos ataca una pandemia.

Recordó que migrar es un derecho humano, pero cuando no se cumple con los requisitos migratorios y sanitarios por la pandemia de COVID-19 estos son retenidos y enviados a su país de origen.

Más de cuatro mil menores retornados

La titular de la Dirección de la Niñez, Adolescencia y la Familia (Dinaf), Lolis María Salas, informó que en 2020 fueron retornados cuatro mil 638 menores al país, pese a la pandemia del COVID-19.

Indicó que el 60 por ciento de los menores retornados fueron niños y el 40 por ciento restante niñas.

Agregó que del 68 por ciento de menores deportados, un 32% fueron niños no acompañados.

La mayor cantidad de menores fueron deportados desde México, Estados Unidos y Guatemala, este último por las caravanas que han intentado salir del país siguiendo la ruta migratoria.

Recordó que en la caravana que salió del país el 10 de diciembre, las autoridades guatemaltecas  detuvieron a 67 personas, entre ellas 21 menores en Esquipulas, mismos que fueron deportados al país.

La titular del Dinaf, informó que, de los 21 menores retenidos, cinco menores eran no acompañados quienes fueron entregados a las autoridades consulares de Honduras en Guatemala, para que recibieran la protección necesaria.

Los cinco menores están comprendidos en edades de entre 14 y 17 años, todos varones, quienes pretendían viajar solos hacia la frontera entre México y Estados Unidos.