Migrantes de Massachusetts ansían servicio de traducción en agencias públicas

0
218
La comunidad inmigrante de Massachusetts está atenta a un proyecto de ley sometido ante la Legislatura estatal para proveer servicio de intérprete y traducción en todas las agencias públicas. EFE/Archivo

Nueva York – La comunidad inmigrante de Massachusetts está atenta a un proyecto de ley sometido ante la Legislatura estatal para proveer servicio de intérprete y traducción en todas las agencias públicas.

El proyecto presentado a finales de marzo, referido ya a comités en la Cámara y el Senado, cuenta con el apoyo de grupos proinmigrantes y de abogados, que destacaron este miércoles que la pandemia de la covid-19 ha exacerbado la necesidad de servicios gubernamentales y dejado al descubierto las fallas del estado para brindar constantemente estos servicios en otros idiomas.

Recordaron además en un comunicado que los defensores de los inmigrantes, así como legisladores y su personal, se sintieron abrumados con solicitudes de ayuda a los electores para poder navegar por portales web, aplicaciones y correos electrónicos solo en inglés.

También destacaron que incluso las órdenes de desalojo de los tribunales están sólo en inglés, lo que muchos inmigrantes no entienden porque muchos no conocen este idioma.

Todo esto ha obligado a muchas familias a recurrir a los niños para traducir las solicitudes de seguro de desempleo o los avisos de desalojo para sus padres, señaló en el comunicado la Massachusetts Immigrant and Refugee Advocacy Coaliton.

«La falta de acceso al idioma es una falla social que causa daños materiales y heridas en el alma en las comunidades de inmigrantes», afirmó el grupo, que destacó que por esa razón nació la propuesta de ley de Acceso e Inclusión de Idiomas.

«Este proyecto de ley desarrollaría la capacidad de las agencias estatales para satisfacer las necesidades de la población rica y diversa de nuestro estado», agregó.

De acuerdo con la coalición, se necesita de un estatuto integral de acceso al idioma para asegurar que los residentes que no hablan inglés tengan una oportunidad justa y equitativa de obtener una educación, solicitar beneficios a los que tienen derecho, recibir asistencia para la vivienda o representarse a sí mismos en la corte.

La ley federal requiere que todos los beneficiarios de fondos federales tomen «medidas significativas» para garantizar que las personas con dominio limitado del inglés tengan «acceso significativo», que incluye interpretación y también traducción de «documentos vitales».

Varios estados han promulgado sus propias leyes de acceso al idioma y Massachusetts se dirige a hacer lo mismo.

Por otro lado, el proyecto que otorgaría licencias de conducir a indocumentados continua avanzando en la Cámara baja, donde ya cuenta con el apoyo de 101 de los 200 legisladores, pero se desconoce aún cuándo será llevado a votación.

La medida necesita también contar con el visto bueno del Senado estatal, donde el proceso está siendo más lento.