Migrantes haitianos son detenidos en el sur de México y retornados

0
493
Funcionarios del Instituto Nacional de Migración y elementos de la Guardia Nacional detienen hoy a migrantes de origen haitiano en la ciudad de Tapachula, estado de Chiapas (México). EFE/Juan Manuel Blanco

Tapachula (México) – Decenas de migrantes haitianos intentaron ingresar a México por el suroriental estado de Chiapas en las últimas horas pero fueron interceptados por la Guardia Nacional y retornados a Guatemala.

En la madrugada de este jueves un grupo de cerca de 50 migrantes haitianos – entre ellos niños- fueron detenidos por personal de migración y elementos de la Guardia Nacional en el Ejido San Nicolás Lagartero, ubicado a unos 10 minutos del municipio de Tapachula, fronterizo con Guatemala.

Ahora, los haitianos han tomado esta zona de difícil acceso como una de las principales rutas de acceso a Tapachula, pero para tal fin deben cruzar el río Suchiate y varias localidades.

En el norte del país se encuentran miles de haitianos que en días recientes burlaron los operativos de seguridad para avanzar hacia el norte.

Pero en la frontera sur de México prevalecen unos 40.000 migrantes, en su mayoría haitianos, según aseguró a medios el coordinador de la dimensión pastoral de la Iglesia católica en Tapachula, César Augusto Cañaveral.

Muchos de los haitianos al enterarse de la situación que prevalece en la frontera norte, han decidido quedarse en Tapachula a esperar que avance su solicitud de refugio para evitar ser detenidos y deportados.

Una de las migrantes que se oponía a subirse al camión que los regresa a Guatemala gritó: “Ayuda México, ayuda México, Haití no tiene presidente y México tiene amistad diplomática con este país”.

Otro de los haitianos, que venía con su hijo y su esposa, expresó que por el terremoto que sucedió en su país dejaron Haití y decidieron emprender el viaje a México.

“Nosotros somos humanos, mira, mi señora desde hace tres días no come, está enferma”, lamentó.

Los agentes de migración instaron a los migrantes a subir a las unidades para ser llevados a la frontera de México con El Carmen, en Guatemala, donde son dejados a su suerte.

La región lidia desde hace meses con un flujo migratorio histórico, con 147.000 indocumentados detectados en México de enero a agosto, el triple de 2020, y un récord de 212.000 indocumentados detenidos solo en julio por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos.