Muere José José, Príncipe de la Canción, a los 71 años

0
649

México – El cantautor mexicano José José falleció este sábado en un hospital de Homestead, en Florida (Estados Unidos), a los 71 años, confirmaron fuentes de la familia y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

– La presentadora de espectáculos Ana María Canceco fue la encargada de confirmar la noticia.

López Obrador lamentó ante un grupo de periodistas la muerte del cantante y dijo que «el mejor homenaje es recordarle y seguir escuchando sus canciones», mientras que familiares del artista, cuyo estado de salud había empeorado desde que en 2017 anunció que sufría un cáncer de páncreas, confirmaron la noticia con un imagen de un crespón negro en las redes sociales.

José Rómulo Sosa Ortiz, conocido como José José, murió en un hospital de la ciudad de Homestead, al sur de Florida, por complicaciones de salud debido a un cáncer de páncreas que padecía.

Ver imagen en Twitter

Su fallecimiento se produce en medio de rencillas familiares que lo mantenían alejado de sus hijos mayores, Marisol y José Sosa, quienes en fechas recientes habían hablado con varios medios de comunicación acerca de un supuesto secuestro bajo el que vivía el cantante ya enfermo, bajo la tutela de su hija menor, Sarita.

Miembro honorario del selecto grupo ídolos más populares y queridos de América Latina, junto a Vicente Fernández y el fallecido Juan Gabriel, su muerte, como la de este último, se resiente en lo más profundo del corazón de sus seguidores.

Muchas de las baladas románticas que los mexicanos (los de nacimiento y los de corazón) cantan con mayor sentimiento, se hicieron famosas en las tres últimas décadas del siglo pasado gracias a la potentísima, profunda y cálida voz de José Rómulo Sosa Ortiz, mejor conocido como José José. Por eso y por la sólida calidad de sus interpretaciones, representa una de las mayores influencias musicales en el pop e incluso en el rock de habla hispana.

‘El príncipe’ como se llamaba una de las primeras canciones que grabó en los 70, —y que por cierto no está ni cerca de contarse entre sus temas representativos—, se le quedó como parte del ‘título nobiliario’ que lo acompañó durante toda su carrera: “El príncipe de la canción”.

Basta recordar que los homenajes de las nuevas generaciones de músicos a las grandes personalidades de la balada romántica iniciaron en 1998 con la única figura que no admitía discusión: José José.

Y no la admite porque básicamente no hay polémica en torno a su grandeza, como sí la pudo haber —y la hubo de hecho— respecto a Juan Gabriel o al mismo Vicente Fernández, que ya por el género que interpretan o por cuestiones de estilo no consiguen la unanimidad que el Príncipe sí consiguió.

Independientemente de la preferencia o el desdén de cada quién por la música romántica, son pocos quienes se atreverían ignorar o demeritar el talento artístico de José José, quizá porque la mayor falta que se le podría reclamar era su propensión a caer en excesos, a descuidar su salud y su voz, algo que cae en el terreno de las fallas humanas que el público perdona porque sí, porque simplemente ya se sabe que la vida no es fácil.

El reconocimiento unánime a su talento fue legitimado en diversas ocasiones por la comunidad artística, desde el homenaje que figuras del tamaño de Julio Iglesias, Roberto Carlos y el mismo Juan Gabriel le rindieron en 1988 por sus 25 años de trayectoria (y del cual queda un album doble con el registro de estos y otros duetos); hasta la edición de los dos álbumes titulados ‘Un tributo (a José José) 1 y 2’ en los que grandes músicos contemporáneos como Café Tacvba, Julieta Venegas, Beto Cuevas, Molotov, Natalia Lafourcade, Paté de Fuá y Los Bunkers, entre muchos otros, versionaron los más famosos hits de José José con un enorme éxito.

Su interpretación de ‘El triste’ —uno de sus temas más representativos— en el Festival de la Canción Latina de 1970 es histórica, no en vano su video en YouTube cuenta más de 40 millones de vistas. En él se ve a un jovencísimo José que con apenas 22 años dejó azorado al público (entre el que estaban Angélica María y Marco Antonio Muñiz visiblemente impresionados) con la revelación de su extraordinaria voz. Ese debut internacional prevalece como una muestra contundente de la aguda sensibilidad musical que José José heredó de sus padres (ella pianista y él tenor), y desarrolló estudiando instrumentos como la guitarra, el cello y el contrabajo desde muy temprana edad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here