Muere joven afroamericano por los disparos de un policía en Texas

0
406
La Policía de San Antonio (Texas) confirmó hoy que uno de sus agentes acabó con la vida de un joven afroamericano, de 18 años, al que disparó tras responder a un aviso por asalto en un barrio residencial de la ciudad. EFE/Archivo

Austin (TX) – La Policía de San Antonio (Texas) confirmó hoy que uno de sus agentes acabó con la vida de un joven afroamericano, de 18 años, al que disparó tras responder a un aviso por asalto en un barrio residencial de la ciudad.

Las autoridades explicaron, en un comunicado, que cuando el policía llegó al domicilio la puerta principal estaba entreabierta y había cuatro personas en el interior de la vivienda, donde supuestamente se había producido un asalto.

En ese momento, uno de los individuos comenzó a «maldecir» al agente que, según la versión oficial, se percató de que otro «llevaba un arma en la cintura».

El jefe del Departamento de Policía de San Antonio, William McManus, identificó a la víctima como Charles Roundtree; sin embargo no ofreció detalles sobre la supuesta pelea que provocó los disparos del agente, ni si el joven muerto era quien portaba el arma.

El informe oficial tampoco aclara qué tipo de arma se halló en el lugar del suceso.

Roundtree recibió varios impactos de bala y falleció en el acto, mientras que otro joven también resultó herido y fue trasladado de urgencia a un hospital.

Un primo de la víctima, Jason Caldwell, aseguró que había visto a Roundtree pocas horas antes del incidente y que la casa donde se encontraba era del abuelo de un amigo, por lo que había estado allí en varias ocasiones.

En declaraciones al diario local «My San Antonio», Caldwell dijo que «no sabía qué creer» y espera que la grabación de la cámara portátil del agente descubra lo que pasó en el domicilio, ya que su primo, padre de un recién nacido, «no era de esa clase de personas que va con un arma por la calle».

El policía que disparó los tiros llevaba cinco años en el departamento y, según McManus, será relegado del servicio de patrulla y enviado a un puesto administrativo.

En septiembre, otro joven de origen afroamericano murió a manos de la Policía en Dallas (Texas), cuando una agente supuestamente entró por error en el domicilio de su vecino y abrió fuego contra él, después de creer que era «un intruso».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here