Nicaragüenses en Panamá buscan regresar en una «gran caravana» a su país

0
292
El cierre de las fronteras por la pandemia también ha dejado varados en Panamá a más de 2.500 migrantes ilegales que viajaban hacia el norte del continente. EFE/Jorge Torres/Archivo

Panamá – Nicaragüenses que se han quedado sin medios de vida en Panamá debido a la crisis de la COVID-19 pretenden regresar a su país la próxima semana en una caravana de entre «15 o 20» autobuses, una travesía que debe contar con la autorización de Costa Rica dado el cierre de las fronteras por la pandemia.

El nicaragüense Ricardo Mantilla afirmó este viernes en una entrevista con la televisión local que han «hecho las respectivas misivas» que entregarán a la Cancillería, al Ministerio de Salud (Minsa), al Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y Policía Nacional de Panamá «para no tener ni un atraso» en el viaje, que pretenden emprender el próximo miércoles en la noche.

«Mucha de la comunidad nicaragüense en Panamá ha perdido, en un 95 %, sus empleos. Tenemos que pagar alquileres y tampoco tenemos beneficios sociales», argumentó Mantilla.

Sin precisar una cifra de las personas involucradas en el viaje, Mantilla dijo que «gran caravana» estará constituida por «15 o 20» buse, que contará con «todas las medidas de prevención» sanitarias.

«Le pedimos al Gobierno panameño que queremos salir, nadie se va a quedar. Saldremos porque estamos padeciendo de salud, vivienda y comida» agregó.

Un grupo de 93 nicaragüenses intentaron marcharse el jueves en buses que saldrían de la terminal de Albrook, en la capital panameña, pero las autoridades lo impidieron porque no tenían los documentos necesarios, como un salvoconducto para realizar el viaje, de acuerdo con la información oficial.

Hace dos semanas, un centenar de nicaragüenses que se habían quedado varados en Panamá, a donde habían llegado tres meses antes a trabajar en la zafra azucarera, partieron hacia su país gracias a un acuerdo entre Panamá y Costa Rica, que les dio paso.

El cierre de las fronteras por la pandemia también ha dejado varados en Panamá a más de 2.500 migrantes ilegales que viajaban hacia el norte del continente, algunos de los cuales han logrado evadir los controles panameños y llegado hasta la frontera con Costa Rica.

Ese fue el caso de una veintena de haitianos que ahora se encuentran en el lado de la frontera de Costa Rica después de huyeron el martes de un albergue panameño pero las autoridades ticas no los dejan avanzar ni las panameñas regresar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here