Nicaragüenses varados entre Panamá y Costa Rica retornan a su país

0
360
Migrantes nicaragüenses se preparan hoy para cruzar a territorio costarricense rumbo a su país, en la localidad fronteriza de Paso Canoas (Panamá). EFE/Marcelino Rosario

Paso Canoas (Panamá) – Un grupo de 224 nicaragüenses, de los cuales más de la mitad de ellos estaban varados hace una semana en Paso Canoas, la frontera entre Panamá y Costa Rica, a la espera de que el Gobierno de Managua autorizase su acceso, salió este jueves rumbo a su país natal, según pudo comprobar EFE.

«Hoy se está movilizando el primer grupo que se mantenía aquí desde hace días», explicó a EFE el subcomisionado del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), Juan Córdoba.

El grupo partió en las primeras horas de este jueves en cinco buses, y espera llegar por vía terrestre mañana viernes a Nicaragua, tras haberse quedado sin medios de vida en Panamá a causa de la pandemia de la covid-19, que los dejó desempleados y mermó sus recursos económicos.

Según pudo confirmar el Senafront a EFE, del total de 224 nicaragüenses, 121 permanecían en el paso fronterizo desde hace más de una semana a causa de no contar con una prueba de covid-19 negativa válida e indispensable para entrar en su país, y otros 103 llegaron en la madrugada para acoplarse a la caravana.

De los nicaragüenses que componen el grupo de varados (121), cinco dieron positivo en la PCR, cuatro adultos y un menor de edad, quienes están en cuarentena hasta recuperarse.

Todos los que parten lo hacen con una reciente PCR negativa.

«Después de tanto tiempo de estar esperando, por fin hoy me siento contenta de poder regresar con mi familia», comentó a EFE Carmen Tercero, una de las nicaragüenses en el área fronteriza.

El grupo está compuesto por mujeres embarazadas, bebés, niños, personas con discapacidad, adultos mayores y jóvenes, y se mantuvo durmiendo sobre cartones con sus maletas dentro del recinto aduanero de Panamá, según pudo constatar EFE.

Los nicaragüenses tenían previsto su salida el pasado siete de enero, pero la falta de los documentos pertinentes para transitar malogró la partida.

A raíz de ese hecho, solicitaron ayuda a su embajada, la cual, según denuncian, no les ofreció alternativas, por lo que acudieron a la Defensoría del Pueblo de Panamá, ente que medió y ayudó a agilizar los trámites para el viaje.

Este grupo forma parte de la primera caravana de nicaragüenses varados en Panamá que parte en 2021, pero es el decimotercero que sale desde el año pasado.

Entre junio y agosto pasados, los meses más duros de la pandemia, unos mil nicaragüenses varados en Panamá retornaron a su país, gracias a un corredor humanitario establecido a través de un acuerdo tripartita, después de que intentaran marchar en masa cuando aún las fronteras se mantenían cerradas a causa de la pandemia.

A pesar de haber llegado a un trato, el pasado julio cientos de nicaragüenses se quedaron varados durante días en la frontera entre Costa Rica y su país, después de que Nicaragua decidiese en último momento exigir la prueba negativa de covid-19.

Costa Rica mantiene las frontera terrestres cerradas, pero en el anterior puente humanitario organizado, las autoridades ticas dieron luz verde al tránsito y pusieron a disposición miembros de Policía Profesional de Migración para custodiar el viaje.