Niños hondureños festejan su día vapuleados por la pandemia

0
183

Tegucigalpa – La pandemia de la COVID-19, que ya deja más de 2 millones de muertes en toda América, ha tenido un giro en Honduras que repercute especialmente en los niños, quienes este viernes festejan de forma agridulce su día en el país centroamericano.

– Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) pediátricas del país trabajan al 100 % de su capacidad a causa de la alta incidencia de menores contagiados con la COVID-19.

– Tímidos festejos en el Día del Niño en Honduras por prevención de contagio del virus; diversos sectores optaron por no festejar y cambiaron los juguetes por mascarillas para los menores.

La Declaración de Ginebra aprobada en 1924 por la Sociedad de Naciones Unidas, el 10 de septiembre se conmemora en Honduras el Día del Niño, una fecha para festejar en otros tiempos. Hoy la primera infancia se encuentra en la mira del virus con más de 31 mil casos positivos en este sector de la sociedad.

En ese sentido, se han suscitado tímidos festejos en alusión de este día ya que el mejor regalo que se puede brindar es la prevención del contagio, es así que hoy es más común entregar mascarillas y equipo de bioseguridad que un juguete.

Ya que muchos menores, en especial los más pequeños, no conocen de medidas de bioseguridad en medio de los festejos, muchos sectores de la sociedad optaron por no celebrar en actos públicos como tradicionalmente se hacía antes de la pandemia.

Menores en la mira del virus

Más de 31 mil menores en Honduras han sido diagnosticados con COVID-19, mientras las autoridades sanitarias se preparan para incorporar en su campaña de inmunización contra el virus a adolescentes de entre 15 y 17 años.

La Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) de Honduras indicó, citando cifras del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), que en el país se han detectado 31 mil 349 infecciones por COVID-19 en niños y adolescentes.

El 64 % (20 mil 69) de los menores contagiados tienen entre 12 y 18 años, un 22.6 % (7 mil 98) entre 6 y 11 años, y el 13.3 % (4 mil 182) menos de 5 años, señaló la Dinaf.

Del total de casos, el 54 % (16 mil 928) son niños, mientras que las niñas representan el 46 % (14 mil 421), agregó la institución hondureña.

Los departamentos de Francisco Morazán, en el centro del país (donde se localiza la capital hondureña), y Cortés, en el norte, son los que más contagios de menores registran, con 8 mil 881 y 6 mil 582 casos, respectivamente, añadió.

Los 31 mil 349 casos de menores suponen el 9 % de los contagios detectados en el país centroamericano hasta inicio del presente mes.

Priorizar vacunación

Ante la realidad que vive el país llamado el corazón de Centroamérica por su posición geográfica, sectores de la sociedad civil como la  Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) vertió un reclamo de la niñez por la educación.

En el documento la ASJ pide entre otras cosas priorizar vacunación contra la COVID-19 en la población estudiantil del país centroamericano.

“Priorizar la vacunación de la población estudiantil a partir de los 12 años para promover su protección contra la COVID-19”, es una de siete exigencias que realiza la ASJ al Poder Ejecutivo del país.

La ASJ recordó que los Estados reconocen el derecho del niño a la educación, a fin de que se pueda ejercer progresivamente y en condiciones de igualdad de oportunidades (Artículo 28, Convención Internacional Derechos del Niño 1989). En el caso particular de Honduras, el Plan de Nación y Visión de País (2010-2038) plantea una Honduras sin pobreza extrema, educada y sana, con sistemas consolidados de previsión social y elevar la escolaridad promedio a 9 años.

Según datos de la ASJ, en Honduras un millón 221 mil 148 niños, niñas y jóvenes en edad escolar no están matriculados en el sistema educativo y el 76 % de los estudiantes matriculados reciben menos de cinco horas de clase a la semana en tiempos de pandemia.

El lunes inician a vacunar menores

A partir del lunes 13 de septiembre, iniciará la vacunación contra el COVID-19 para jóvenes mayores de 15 años, anunció el viceministro de Salud, Fredy Guillén.

La meta es llegar a inmunizar a más de 519,000 jóvenes, “los esperamos con toda la logística gubernamental, en los diferentes puntos, en las 20 regiones sanitarias del país y en los 18 departamentos” dijo el viceministro.

Seguidamente, Guillen explicó que, los requisitos son básicos, el menor debe acudir en compañía de un adulto, llevar su partida de nacimiento, aclaró que no necesariamente tiene que ser original, puede ser descargada de la aplicación del Registro Nacional de las Personas (RNP).

Según la información oficial de los 9.5 millones de habitantes que tiene Honduras, 4.5 millones han sido vacunados, 2 millones 896 mil 759 con la primera dosis y un millón 629 mil 331 con la segunda dosis.

Datos de la niñez

Honduras, con una población de 9.5 millones de habitantes se estima que el 39 % son menores de 18 años, unos 3.7 millones de niños.

En el marco del Día del Niño que se celebra el 10 de septiembre de cada año, se estima que 1.5 millones de niños que están fuera del sistema educativo del país ya que sus padres no tienen la posibilidad de poder comprarles lo que necesitan siquiera para una semi educación virtual.

Además, miles de niños se ven obligados a desplazarse dentro y fuera del país para huir de la violencia que enfrentan a diario en sus lugares de origen.

Las amenazas, asesinatos, la extorsión, la tentativa de homicidio y el reclutamiento de forzado de niños, niñas y adolescentes (NNA), representan el 92 % de las causas que ponen en situación de riesgo o provocan el desplazamiento forzado de la población.

El reclutamiento forzado de niños y jóvenes por parte de maras y del crimen organizado, se constituye en una de las modalidades violatorias que generan desplazamiento forzado de personas en el país.

Se estima que hasta mediados de agosto del 2021, cifras oficiales revelan que unos 4 mil 660 niñas y niños fueron retornados al país de los cuales, unos 3 mil 376 viajaban completamente solos, es decir, sin la compañía de sus padres ni de sus familiares.

El panorama es tan desalentador que entre los años 2014 y el 2020 alrededor de 2 mil 500 niños murieron violentamente en el país, en su mayoría víctimas de las armas de fuego.

Los departamentos que registran el mayor número de hechos violentos contra la niñez hondureña son Cortés y Francisco Morazán que han sido escenarios de al menos el 42 % de las muertes violentas. (RO)