Países de la región se alistan ante nueva oleada de migrantes desde Honduras

0
1258
Cuatro jóvenes hondureños caminan hacia territorio mexicano con la bandera de Honduras después de pasar la frontera de Guatemala. EFE

Tegucigalpa – Los países del norte de Centroamérica así como Estados Unidos se alistan ante una oleada de migrantes procedentes posiblemente de Honduras. Críticos del presidente Joe Biden consideran que su flexibilidad migratoria está motivando esta nueva “oleada” de migrantes que están viendo una nueva oportunidad para ingresar a Estados Unidos.

– A diferencia de convocatorias anteriores en esta ocasión no ha trascendido el llamado a una nueva caravana migrante desde Honduras.

– El objetivo de los migrantes es llegar a Estados Unidos en busca de plazas de trabajo, alejados de la pobreza y la violencia que azotan el istmo centroamericano.

Así lo reflejan varios reportes de prensa internacional que establecen que tanto Guatemala como el Gobierno federal estadounidense y los albergues en estados fronterizos con México se preparan para recibir lo que podría ser una nueva oleada de migrantes.

Al respecto, el Gobierno de Guatemala mantuvo el viernes una reunión entre varias de sus entidades para coordinar sus acciones ante la posible llegada este mes de una nueva caravana migrante rumbo a Estados Unidos, tentativamente procedente de Honduras.

El Instituto Guatemalteco de Migración detalló a periodistas que en el encuentro dialogaron varios funcionarios por el «eventual ingreso de un grupo masivo de personas migrantes» al territorio, aunque sin dar una fecha específica sobre la posible formación de la caravana.

¿Nueva caravana?

Aunque Guatemala ha alertado de una nueva caravana, la convocatoria esta vez no ha trascendido a través de redes sociales.

No obstante, se prevé que el próximo 15 de febrero iniciarían desde Honduras la travesía un grupo de migrantes más sigilosos que los anteriores grupos que han salido en caravana.

A mediados de enero pasado, casi nueve mil hondureños cruzaron Guatemala por la vía terrestre en busca de llegar a Estados Unidos para tener mejores oportunidades de vida y escapar de la violencia. Muchos de estos connacionales expresaron que volverían a intentar emigrar hacia Estados Unidos.

Con la experiencia anterior estos migrantes buscarían ser más sigilosos en una nueva ocasión.

Por tal razón, las autoridades de Guatemala analizan nuevas formas de una posible caravana, como por ejemplo pequeños grupos que buscarían cruzar el país y reunirse en un grupo más numeroso en México.

Otra posibilidad es que la nueva oleada sea conformada por migrantes varados en la ruta migratoria, sin embargo, las autoridades no han precisado en detalles.

En las últimas dos semanas la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha reportado la llegada de grandes grupos a la frontera, particularmente en Texas, donde la agencia federal ya ha comenzado a liberar a docenas de estas familias. EFE/Miguel Sierra/Archivo

EEUU se alista

En las últimas dos semanas la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) ha reportado la llegada de grandes grupos a la frontera, particularmente en Texas, donde la agencia federal ya ha comenzado a liberar a docenas de estas familias, según reportes de la agencia Efe.

La CBP también se está preparando para lo que podría ser una nueva oleada de familias migrantes llegando a la frontera, especialmente ahora que la Administración Biden suspendió los Acuerdos de Cooperación de Asilo (ACA).

Estos acuerdos firmados por la Administración del hoy expresidente Donald Trump con El Salvador, Honduras y Guatemala establecían las bases para el traslado de personas que solicitaban protección en Estados Unidos a los otros países signatarios para recibir protección internacional.

Como una señal de que la CBP se prepara para la llegada de más familias, la agencia federal anunció ayer la apertura de un nuevo centro provisional de procesamiento de migrantes en Donna, Texas.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, habla durante su rueda de prensa diaria en la Casa Blanca en Washington (EE.UU.), hoy 10 de febrero de 2021. EFE/Michael Reynolds

Mayoría serán rechazados

Pese a que el nuevo gobierno estadounidense ha mostrado flexibilidad en el tema migratorio ha advertido que la mayoría de migrantes que lleguen a su frontera serán rechazados.

“Ahora no es el momento de venir y la gran mayoría de las personas serán rechazadas”, afirmó el miércoles la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante su rueda de prensa diaria.

“Los procesos de asilo en la frontera no se producirán de inmediato y tomará tiempo implementarlos”, agregó.

La portavoz de la Casa Blanca comentó que es un “tema sensible” para el propio presidente, pero admitió que necesitan “tiempo” para poner en marcha y socios para implementar “un proceso integral y un sistema que permitirá el procesamiento en la frontera de los solicitantes de asilo”.

Migrantes centroamericanos permanecen este viernes en campamento ubicado a orillas del río Bravo, en la ciudad de Matamoros en la ciudad de Tamaulipas (México). EFE/Abraham Pineda-Jacome

Migrantes renuevan esperanza

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció el viernes El Gobierno de Joe Biden reabrirá a partir del 19 de febrero los casos de los solicitantes de asilo devueltos a México por un programa del expresidente Donald Trump que obligaba a estas personas a permanecer en ese país a la espera de sus citas en cortes de inmigración estadounidenses.

La noticia se ha propagado muy pronto entre los centroamericanos y personas de diversas nacionalidades que han esperado en la frontera norte de México, algunos por casi dos años, una respuesta por parte del Gobierno estadounidense.

Walter Meléndez Zambrano  -un inmigrante hondureño quien forma parte del Protocolo de Protección al Migrante (MPP, en inglés) desde el 2019- dejó este mismo viernes su puesto de trabajo en una obra para enfocarse en las indicaciones que podrían otorgarles a partir del 19 de febrero.

“De tanta espera hoy sí tenemos una posibilidad de estar con nuestra familia en Estados Unidos y ya dejar el campamento” de Matamoros, declaró a Efe el hondureño.

Para muchos de los migrantes este podría ser su último invierno en la frontera norte de México, donde estos días enfrentan temperaturas gélidas y lluvias en casas de campaña que carecen de condiciones.