Parte nutrida caravana migrante desde San Pedro Sula

0
630

San Pedro Sula – Millares de hondureños partieron la madrugada de este viernes desde la Gran Central Metropolitana de buses, en una nutrida caravanas de migrantes que intentan alcanzar el sueño americano.

-El argumento de los migrantes es el mismo, decidieron marcharse del país por la falta de trabajo y las afectaciones que provocó el paso de las tormentas tropicales.

La cantidad de personas que pretenden llegar hasta suelo estadounidense, no sin antes intentar pasar por Guatemala y México cuyas autoridades se aprestan a impedir el paso de la caravana por sus territorios.

La caravana está integrada mayormente por personas jóvenes, muchas de las cuales llevan niños en cochecitos y otros cargando recién nacidos.

Muchas de las personas, como han podido, se han subido en vehículos y camiones arriesgando sus vidas, pero con la fe que podrán cumplir su sueño americano.

Medios de comunicación que se encuentran cubriendo la mega caravana estiman que son alrededor de cinco mil hondureños que van en un éxodo masivo y se considera que es la caravana más grande que sale del país durante el gobierno del presidente Juan Orlando Hernández.

Entrevistados por los periodistas, muchos de los jóvenes que integran la caravana, manifestaron que han decidido abandonar el país porque no encuentran trabajo y muchos han sido por la pandemia del COVID-19 y una gran cantidad aseguraron por los efectos de las tormentas tropicales Eta y Iota.

Los entrevistados señalaron que no temen a las advertencias que han hecho las autoridades de Guatemala y México para impedir el paso de la caravana por sus territorios.

“Vengo de los bajos de Baracoa y venimos porque allá se perdió todo y venimos buscando el sueño americano, vamos con toda la familia a luchar y salir adelante todos. Vienen como 500 personas de Baracoa”, manifestó el joven Alexis Sánchez Baca.

Maynor Chávez, otro joven de los integrantes de la caravana proveniente de Ilama, Santa Bárbara, expresó que es algo difícil abandonar el país, pero la razón es que no hay oportunidades de trabajo y si van a buscar un empleo lo primero que les exigen es tener cinco años de experiencia para el puesto y por medio de las redes sociales se enteró sobre la caravana.

La caravana es acompañada por un considerable grupo de agentes de la Policía Nacional, cuyo portavoz, subcomisario Cristian Nolasco, manifestó que ellos como autoridad tienen el deber de velar por la vida de esos hondureños.

“Cumplimos con las órdenes que nos han dado nuestros superiores, en este caso órdenes de operaciones emitidas en el marco de esta caravana que se disponen a salir del país hacia el norte del continente, nosotros como Policía Nacional, respetamos lo que establece el artículo 81 de la Constitución de la República que dice que todo hondureño tiene derecho a circular libremente por el país”, apuntó Nolasco quien aseveró que los derechos como ciudadanos hondureños no se les han violado, por el contrario han estado vigilantes por su bienestar.

Cabe destacar que ante la inminente llegada de la caravana migrante el gobierno de Guatemala decretó estado de prevención en siete departamentos del país.

Este decreto forma parte de las acciones impuestas por el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, mismas que buscan restringir el paso de las personas que conforman la caravana.

Las autoridades justifican que la decisión es una forma de prevención y seguridad para el pueblo guatemalteco, debido al peligro que representa el eventual paso de los migrantes en medio de una aguda pandemia.

El estado de prevención estará en vigor por un periodo de 15 días, en los principales departamentos que están cercanos con la frontera de Honduras, como Izabal, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, El Progreso, Santa Rosa entre otros.

Los pobladores de esas zonas tienen limitado sostener reuniones al aire libre, hacer manifestaciones o portar armas de fuego.

Además, las autoridades expresaron que, como la migración es un derecho, advirtieron que para permitir el paso por su país deberán cumplir con los requisitos como prueba negativa del COVID-19, pasaporte y documentos de identificación de los menores de edad.