Perdieron la vida por salvar a otros del COVID

0
8749

Tegucigalpa – Más de una treintena de miembros del personal de salud -entre médicos y enfermeras- ofrendaron su vida para salvar la de otros en el marco de la pandemia de COVID-19, que suma 128 días en Honduras.

– Elsa Palou y Carlos Aguilar, dos reconocidos médicos, pudieron vencer el coronavirus. Recién se informó que padece el virus el internista Omar Videa.

– El 31 de marzo se registró el primer deceso de un galeno. Se trató de la querida doctora Denisse Murillo.

Parafraseando el segmento del juramento hipocrático: “… me comprometo solemnemente a consagrar mi vida al servicio de la humanidad”, los galenos hondureños en la mayoría de los casos han contraído el virus atendiendo pacientes o en su labor médica para contrarrestar la pandemia.

Como en toda guerra, los primeros en ser víctimas son los que están en la primera línea de combate, en esta desigual lucha sanitaria, el personal de salud es de los primeros en caer porque hace frente al adversario, el virus SARS CoV-2 que provoca el coronavirus, en forma frontal.

Este miércoles conmovió el deceso del odontólogo Felipe Ordóñez (58), quien expiró en el trayecto cuando era transportado desde la zona sur hacia la capital hondureña debido a complicaciones respiratorias provocadas por el COVID-19.

El odontólogo falleció en el trayecto cuando era transportando desde la zona sur de Honduras hacia la capital hondureña debido a complicaciones respiratorias provocadas por el COVID-19.

El hijo del galeno, quien lo trajo hasta la capital, indicó que su padre era un reconocido odontólogo de la ciudad de Nacaome, Valle y atribuye su muerte a que fue un COVID mal tratado en ese sureño departamento. Solo unas horas después se conoció el deceso del José Adalberto Mejía en el Seguro Social de San Pedro Sula.

Desde el primer deceso de un médico -31 de marzo de Denisse Murillo- hasta esta última, cada uno de los casos ha conmovido a un país entero que mira como sus guerreros de bata blanca pierden la vida para contener una de las peores pandemias en la historia de la humanidad.

Muchos de ellos fueron despedidos con vallas humanas de sus compañeros en los propios hospitales, donde ofrendaron su vida, otros dieron el último adiós de este mundo prácticamente en el anonimato solo con el llanto de sus seres más cercanos.

En más de cuatro meses, desde que llegó el COVID-19 al país, unos 34 -entre médicos y enfermeras auxiliares- han perdido la vida en la lucha contra el devastador virus.

Tras detectarse el contagio, la galena fue trasladada a una clínica de la capital hondureña, donde por más de dos semanas luchó por su vida.

El Colegio Médico de Honduras (CMH), contabiliza hasta la fecha 23 doctores que han perdido la lucha contra la pandemia, mientras que el gremio de enfermería auxiliar registran 11 profesionales que fallecieron por este virus.

Cada día, los hospitales a nivel nacional reportan decenas de muertes de ciudadanos, entre ellos personal de salud, ante esta enfermedad altamente infecciosa causada por el virus del SARS-CoV-2.

El personal médico y de enfermería auxiliar exponen diariamente su salud para tratar a las centenas de pacientes que ingresan a los centros hospitalarios con la misión de salvaguardar la vida de los hondureños y extranjeros que radican en el país.

Sin embargo, en toda pandemia y como ocurrió en los países del primer mundo, se reportan decesos en el personal de salud, algo que parece ser inevitable.

En las últimas semanas, médicos, enfermeras y microbiólogos caen contagiados por el virus y algunos no tienen cupos en los hospitales debido a que las camas se encuentran ocupadas.

Muchos de los médicos y enfermeras que contraen el virus padecen de enfermedades de base como diabetes y otros desarrollan neumonía que empeora las condiciones de salud de los profesionales de la salud.

El 30 % del personal médico infectado

Dr. Suyapa Figueroa

La presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, señaló a Proceso Digital que el 30 por ciento del personal médico han contraído este virus y se encuentran incapacitados de brindar servicios a la población hondureña.

“Mientras estemos en la primera línea de atención el riesgo de infectarse es inminente, es una realidad que no podemos obviar”, dijo.

Detalló que hay médicos que se encuentran en las unidades de cuidados intensivos (UCI) padeciendo de graves neumonías, mientras que otros cumplen con su recuperación en sus viviendas debidas que no encontraron cupo en los centros hospitalarios.

“El médico que se ha contagiado ha sido porque el equipo de protección es insuficiente, no corresponde al nivel de exposición al que se somete el personal sanitario”, declaró Figueroa.

Denunció que hubo mascarillas que fueron vendidas, se repartieron de forma dudosa cambiandoles el empaque para impedir que se detectara el tipo de uso y que no estaban certificadas.

La presidenta del gremio médico argumentó que por falta y la mala calidad del equipo de protección personal el personal de salud se contagia diariamente.

Indicó que la mayor parte de los médicos que pierden la vida por la pandemia son de las ciudades de San Pedro Sula y Tegucigalpa.

También, manifestó su preocupación por el incremento de médicos infectados en la zona sur del país.

Primera línea de combate

Josué Orellana, ANEEAH

Para el presidente de la Asociación Nacional de Enfermeros y Enfermeras Auxiliares (ANEEAH), Josué Orellana, subrayó que mientras el gremio esté en la primera línea de combate seguirá estando en riesgo de exponerse al contagio y en caso grave el fallecimiento.

Especificó que 717 enfermeros auxiliares están infectados, de los cuales, 11 se encuentran hospitalizados, y de estos 11 hay cuatro en las salas de las unidades de cuidados intensivos.

Orellana aseveró que los enfermeros se contagian cuando los pacientes asintomáticos llegan al centro hospitalario por otras patologías donde no hay suficiente equipo de protección personal y son tratados.

“Quizás un paciente diabético va descompensado, ingresa y tal vez ya sabía que iba con síntomas de COVID y no lo dijo para que no la mandaran a las salas de COVID”, ejemplificó.

Añadió que la otra causa de contagio, es que se realizan las pruebas PCR a los empleados de salud y tienen que esperar 15 días para que le den el resultado, por lo tanto, en el lapso de espera sigue laborando en el centro hospitalario.

El Seguro Social emitió una disposición que hasta no tener el resultado positivo no procederá a la incapacidad del trabajador

“No se le retira de las labores porque el Seguro Social emitió una disposición que hasta no tener el resultado positivo no procederá a la incapacidad del trabajador, mínimo ha contagiado a cinco trabajadores más”, contó.

El presidente de la ANEEAH llamó a los enfermeros auxiliares ta ener cuidado en los momentos de comer, ponerse o quitarse el traje de protección personal, uso del servicio sanitario y otros.

También comentó que el gremio de enfermería no han tenido problemas en la dotación de los equipos de protección personal, solo en ocasiones que tuvieron retrasos en algunos centros hospitalarios debido a que las actuaciones del director fueron lentas. 

Médicos fallecidos en la pandemia

1. Denisse Murillo, 31 de marzo, SPS.

2. Américo Reyes, 21 de abril, Miami, EEUU

3. Glenda Yamileth Mejía Petar, 4 de junio, SPS.

4. Carlos Dubón (anestesiólogo), 19 de junio, Tegucigalpa.

5. Alexis Reyes, 19 de junio, SPS.

6. Nasry Handal, 19 de junio, SPS.

7. Mario Benítez, 20 de junio, SPS.

8. Óscar Tavarone, 21 de junio, Tegucigalpa.

9. Leónidas Romero, 21 de junio, Tegucigalpa.

10. Héctor Ramón Rivera Paz, 27 de junio, SPS

11. Carlene Hurtz, 28 de junio, SPS.

12. Fidelia Odette Andonie, 29 de junio, SPS.

13. Iris Gallego, 2 de julio, Tegucigalpa.

14. Luis Reyes Jerezano, 4 de julio, SPS.

15. Héctor Baltazar Hernández, 5 de julio, SPS.

16. Yamileth Morales, 8 de julio, Tegucigalpa.

17. Javier Rolando Machado, 8 de julio, México.

18. Carlos Yamil Maradiaga Muñoz, 11 de julio, Tegucigalpa.

19. Saúl Mayorquín, 12 de julio, Comayagua.

20. Óscar Ney Rivera, 14 de julio, Tegucigalpa.

21. Carlos Parada, 14 de julio, San Pedro Sula.

22. Felipe Ordóñez, 15 de julio, Tegucigalpa.

23. José Adalberto Mejía, 15 de julio, San Pedro Sula.

Algunas enfermeras auxiliares muertas por COVID

• María Alejandrina Tejeda, 20 de abril, SPS.

• Dinora Pineda, 20 de junio, SPS

• Floresmila Aguilar, 21 de junio, Tegucigalpa.

• Irma Rinel Rodríguez, 21 de junio, Tegucigalpa.

• Juana Laínez, 6 de julio, IHSS de SPS.

• Vilma Sagrario Merlo de Cerrato, 11 de julio, Choluteca.

• María Emérita Carrasco, 12 de julio, Tegucigalpa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here