Piden a Biden que anule la prohibición de Trump de enviar remesas a Cuba

0
295
Una persona es atendido en la taquilla de un local de envío de remesas en Downey, California. EFE/Ana Milena Varón/Archivo

Miami – Líderes políticos y civiles demócratas y republicanos del sur de Florida instaron este martes al presidente Joe Biden a reanudar el envío de remesas a Cuba, al considerar que se ha «subestimado» el costo humano causado por la prohibición decidida por el anterior presidente, Donald Trump.

En una carta enviada a la Casa Blanca, los firmantes, entre ellos el alcalde de Coral Gables, Raúl Valdés-Fauli, detallan que el asunto requiere «atención urgente sin importar las inclinaciones políticas».

«Estos flujos hacia Cuba se han producido durante más de 20 años, llevando fondos muy necesarios para aumentar los ingresos de los hogares, especialmente a la luz de las dificultades económicas debido a la covid-19», indican.

Señalaron que se ha subestimado o desconocido el esfuerzo de cubanos «para enviar dinero a un ser querido para bienes y servicios esenciales de uso diario».

Según la carta, entre 2.000 y 4.000 millones de dólares anuales solían transferir los cubanos desde Estados Unidos a sus parientes necesitados en la isla, principalmente desde Florida.

Sin embargo, en noviembre pasado, la saliente Administración Trump prohibió el envío de remesas a empresas como Western Union, que concentraba la gran mayoría de los envíos de EE.UU. a la isla.

La consultora Havana Consulting Group, con sede en Miami, cifra las remesas enviadas a Cuba desde 1993 hasta 2019 en 46.800 millones de dólares, de los cuales 18.871 millones llegaron por vías formales, principalmente por las empresas con contratos con la empresa estatal Fincimex, como Western Union

«No hay duda de que el gobierno cubano aún deja un margen significativo para mejorar los derechos humanos, la libertad de prensa y las reformas económicas, pero el canal de remesas fue un sistema que realmente funcionó bien en la Isla», subrayan en la carta.

En la misiva, suscrita también por Liliam López, presidenta de la Cámara de Comercio Hispana del Sur de Florida, pidieron al Gobierno de Biden que considere «restaurar los flujos financieros entre familias en extrema necesidad».

«Los gobiernos no se ven perjudicados por estas políticas, ni las grandes empresas, ni los militares cubanos sufrirán; las verdaderas víctimas son las personas. El pueblo cubano sufre mucho y este hecho merece nuestra atención», explicaron.

Otros firmantes son el profesor Guillermo J. Grenier, presidente del Departamento de Estudios Globales de la Universidad Internacional de Florida (FIU) a cargo durante años de sondeos entre la comunidad cubana del sur de Florida.

Según una encuesta de FIU de 2020, aproximadamente el 50 % de los cubano-estadounidenses del condado de Miami-Dade envía dinero regularmente a la isla.

La carta a Biden indica que cualquiera que sea la opinión política de los cubanos que mandan remesas, su comportamiento de bolsillo muestra que están interesados en apoyar a sus familiares y amigos en la isla.

«Puede que tengan aversión al gobierno cubano, pero esto es independiente de su deseo de cuidar a una familia que necesita fondos con urgencia, detalla la universidad», explican.

De igual forma, la carta fue firmada por Álvaro Saralegui, jefe de Iniciativas Hispanas de Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y Freddy Balsera y Sonia Díaz, presidente ejecutivo y vicepresidenta senior, respectivamente, de Balsera Communications, y Ricardo Morales vicepresidente senior de Pacific National Bank, entre otros.