Piden mayor atención a la salud de migrantes y funcionarios por coronavirus

0
1106
Agentes de policía custodian la entrada de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en Phoenix, Arizona (EE.UU.). EFE/Beatriz Limón/Archivo

Washington – Más de un centenar de grupos de abogados, iglesias y activistas envió este lunes una carta al Gobierno del presidente Donald Trump pidiendo atención y cuidado de la salud de los migrantes detenidos, sus abogados y los empleados públicos que trabajan en inmigración.

La carta, dirigida al director de la Oficina Ejecutiva de Revisión de Inmigración (EOIR, en inglés), James McHenry, lleva las firmas de grupos como American Immigration Council, la Asociación de Abogados de Inmigración (AILA), RAICES, Al Otro Lado y el Centro Nacional de Justicia de Inmigración, entre otros.

La publicación de la misiva coincide con el requisito de que, a partir de este lunes, los abogados que se reúnan con sus clientes en los centros de detención de la agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) lleven su propio equipo de protección personal a fin de que se les dé entrada en esas instalaciones.

Según los firmantes ésta es una medida «alarmante», y añadieron que «la sugerencia de que tales equipos se quiten del personal que atiende emergencias y que ya encara una escasez crítica, es particularmente insensata».

Los grupos sostuvieron que «ICE y EOIR podrían utilizar, en cambio y de forma uniforme, entrevistas telefónicas y con video».

«Durante esta crisis, para proteger la salud de los empleados gubernamentales y contratistas, las personas detenidas, los proveedores de servicios legales y el público, protegiendo al mismo tiempo los derechos de proceso debido, le urgimos a que aplique de inmediato mecanismos que permiten conversaciones confidenciales, gratuitas con los individuos bajo custodia de ICE, donde quiera que estén», indicó la carta.

«Tal como todos en Estados Unidos, nosotros queremos mantener a todos sanos y salvos», señaló Beth Werlin, directora ejecutiva del American Immigration Council. «El uso máximo de tecnología en estos momentos sin precedentes – diferentes de lo que la mayoría de nosotros hemos visto en nuestras vidas – puede ayudarnos a sobrellevar esta pandemia global».

Por su parte, Ben Johnson, director ejecutivo de AILA, apuntó que la epidemia de COVID-19 «ha sembrado temor e incertidumbre en todo nuestro país y en todo el mundo».

«Pero hay algunas cosas que sabemos con certeza», añadió. «El uso de tecnología remota y un uso creciente de alternativas a la detención son herramientas vitales en la lucha contra este virus calamitoso, y no se debería quitar suministros médicos a los trabajadores de la salud que están en la primera línea de esta crisis de salud pública».

Esta carta se suma a nueva misiva enviada este domingo por la propia AILA, la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración (NAIJ) y la Federación Estadounidense de Empleados Gubernamentales Local 511, que representa a los fiscales de ICE, para pedir el cierre temporal de las 68 cortes debido al coronavirus.

En opinión de estos grupos, la respuesta actual del Departamento de Justicia a la pandemia de COVID-19 y su propagación está «desconectada» de realidad, pues los tribunales de inmigración son «especialmente vulnerables a la propagación del coronavirus».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here