Por exclusión educativa Honduras lamentará consecuencias en un futuro: Daniel Esponda

0
228

Tegucigalpa- La crisis en educación se agudiza y si antes de la pandemia del Covid-19, ya era difícil ahora la situación es prácticamente una tragedia ya que la crisis sanitaria a provocado que los niveles de marginación se incrementen, argumenta el dirigente magisterial Daniel Esponda.

-Un millón y medio de niños y jóvenes que deberían estar recibiendo clases han sido excluidos de la educación

“Los niños y niñas en Honduras están siendo excluidos por elementos económicos, hoy en tiempos de pandemia donde el gobierno ha sido incapaz de garantizar el internet, impresión de cuadernillos, dos de cada tres niños en edad escolar han sido excluidos del sistema educativo, estamos hablando de alrededor de un millón y medio de escolares que deberían estar recibiendo clases”.

El dirigente magisterial añadió que lo más grave de todo es que los más vulnerables son los niños y estudios tanto nacionales como internacionales han comprobado que las niñas y niños que son excluidos en los primeros tres grados jamás vuelven a los salones de clases.

El dirigente magisterial Daniel Esponda

Es lamentable que esos niños y jóvenes que deberían estar recibiendo todas las herramientas necesarias para convertirse en ciudadanos de bien que en un futuro aporten a la sociedad y se integren a la población económicamente activa no lo estén haciendo.

Habrá una generación perdida y se lamentará

De seguir sin tomar las medidas correspondientes, habrá una generación perdida donde los niños y jóvenes no podrán enfrentarse a la vida laboral y empujar el motor de la economía, “y Honduras lamentará esta situación porque será un caldo de cultivo para una crisis social peor de la tenemos ahora” prosiguió Esponda.

Seguidamente, reiteró un llamado a las autoridades a cumplir con el deber que se tiene con este millón y medio de niños y jóvenes excluidos, poniendo en acción un plan que vaya en rescate de ellos y los reintegre al sistema educativo.

El docente reconoció que es un compromiso de toda la sociedad, pero particularmente del gobierno que debe garantizar el derecho universal de la educación.

“El problema de la educación no es por la pandemia”, remarcó a la vez que indicó que la pandemia del COVID-19 solo ha agudizado una crisis que se viene arrastrando desde hace décadas.

En la actualidad lo que se debe entender es que la única manera de garantizarse la educación, es a través de medios electrónicos, el gobierno debe dotar de computadoras a los estudiantes, por eso ya existe ley y fondos, pero no se garantiza ni el internet, pese a que es un derecho, reprocho.

Vacunas

Sponda, recordó que la vacunación contra el covid-19 para maestros y estudiantes debe ser prioridad, para que se pueda pensar en el retorno a clases porque ya se está pasando otro año sin que las acciones se concreten, mientras los niños y jóvenes siguen pagando las consecuencias.

Sociedad civil insiste en retorno a clases semi presenciales

Carlos Hernández

El director de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Carlos Hernández, insistió este sábado en que es tiempo de retornar a clases semipresenciales en lugares donde haya poca incidencia de casos de Covid-19.

Agregó que en Honduras el 67% de los niños reciben clases vía WhatsApp, “ni siquiera son clases, solo les envían las tareas”.

Lamentó que Sinager “aprueba que se abran bares, cantinas, pero no las escuelas esa es la realidad, porque en Honduras los niños no votan, no protestan”. LB