Presidente de México exhorta a Congreso de EEUU a aprobar reforma migratoria

0
218
Fotografía cedida hoy por la presidencia de México, del mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador, durante una rueda de prensa matutina en Palacio Nacional de la Ciudad de México (México). EFE/Presidencia de México/SOLO USO EDITORIAL/ SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA (CRÉDITO OBLIGATORIO)

Ciudad de México – El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió este miércoles que el Congreso de Estados Unidos apruebe «rápido» los proyectos de ley de reforma migratoria, e insistió en que la cooperación para el desarrollo es clave para frenar la ola de migrantes.

«Por esta crisis, hacerles un exhorto respetuoso de que lo hagan rápido, pronto. Porque está pidiendo el presidente Biden 4.000 millones de dólares, y lo tienen que aprobar en el Congreso. Ojalá se apuren, porque hay que atender la causas» de la migración, dijo López Obrador en su rueda de prensa matutina desde Palacio Nacional.

El presidente de México reiteró que tiene «muy buenas relaciones» con el jefe de la Casa Blanca, Joe Biden.

Aseguró que se están «logrando acuerdos» en materia migratoria y lamentó que las promesas migratorias de Biden fueran aprovechadas «por traficantes» para impulsar una nueva ola.

Lamentó que muchos migrantes viajen acompañados de menores de edad: «Hay una situación grave de utilización de niñas y de niños».

Y puso como ejemplo un «rescate» de migrantes esta semana en el sur de México, cuando se interceptaron hacinados en un camión a 131 hondureños y 18 guatemaltecos, siendo 28 de ellos menores de edad.

El pasado 18 de marzo, la Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por los demócratas, aprobó dos proyectos de ley de reforma migratoria que buscan regularizar a cerca de 4 millones de indocumentados, en su mayoría jóvenes conocidos como «dreamers» y trabajadores agrícolas.

El intento de regularización coincide con un fuerte aumento en la llegada de decenas de miles de menores de edad no acompañados y familias migrantes en la frontera sur, lo que ha servido de pretexto a gran parte de la oposición para rechazar los proyectos.

Estas dos medidas son pedazos de la gran reforma migratoria que la Casa Blanca está impulsando en el Congreso y que ambiciona la regularización de 11 millones de inmigrantes sin papeles.