Repatrían a 113 estadounidenses desde Honduras en aviones usados en deportaciones

0
1025
La agencia añadió que, mientras dure la pandemia, continuará colaborando con el Departamento de Estado para facilitar el retorno seguro de ciudadanos estadounidenses en los vuelos de retorno desde Guatemala, Honduras y El Salvador. EFE/Esteban Biba/Archivo

Washington – El Gobierno de Estados Unidos informó este miércoles de la repatriación desde Honduras de 113 de sus ciudadanos y residentes legales en vuelos de retorno de aviones que habían llevado al país centroamericano inmigrantes deportados.

El martes, el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) había dado cuenta de la repatriación de 124 ciudadanos estadounidenses desde El Salvador en vuelos de retorno de aviones que habían llevado familias salvadoreñas bajo órdenes de detención.

Estos traslados, que continúan aplicando la política de deportaciones del gobierno del presidente Donald Trump, incluyen el esfuerzo de repatriar a estadounidenses e inmigrantes con residencia legal en EEUU en medio de la pandemia de COVID-19.

ICE explicó que, antes de abordar los aviones para ser deportados, a los migrantes detenidos se les toma la temperatura y se les observa por otros síntomas que puedan indicar la infección con coronavirus.

«Los detenidos que muestran síntomas son referidos a un proveedor de servicios médicos para más evaluación y quedan bajo observación», agregó ICE.

La agencia añadió que, mientras dure la pandemia, continuará colaborando con el Departamento de Estado para facilitar el retorno seguro de ciudadanos estadounidenses en los vuelos de retorno desde Guatemala, Honduras y El Salvador.

«Estas operaciones de retorno han empezado a extenderse a otros países afuera del Triángulo Norte (de América Central) incluyendo Colombia y Nicaragua», añadió ICE.

Asimismo el martes ICE informó que al 30 de marzo había identificado a unos 600 inmigrantes indocumentados en situación de vulnerabilidad al coronavirus, y que 160 han sido ya liberados por ese motivo.

Unos 35.000 migrantes están bajo la custodia del ICE, según datos de la Unión Estadounidense de Derechos Civiles (ACLU en inglés).

La agencia estudia dejar en libertad o dar una alternativa a la detención a las personas bajo su custodia mayores de 60 años y a mujeres embarazadas.

El anuncio llega mientras este martes creció a 19 el número de casos confirmados de COVID-19 de inmigrantes en instalaciones del ICE tan distantes entre ellas como en Michigan, Arizona, Nueva Jersey o Pensilvania.

«Debido a la naturaleza sin precedentes del nuevo coronavirus 2019 (COVID-19), ICE está revisando casos de personas detenidas que pueden ser vulnerables al virus», apuntó en su comunicado la agencia migratoria.

«La agencia -añadió- ha dado instrucciones a sus oficinas para que evalúen y consideren más a fondo la liberación de ciertas personas que se consideran con mayor riesgo de exposición, de acuerdo con las pautas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC)».

Además, el ICE informó de que «realiza esfuerzos para identificar a otras personas que pueden ser más vulnerables al COVID-19, en función de los factores de riesgo identificados por los CDC, además de la edad y el embarazo».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here