Sarah Sanders sigue el estilo Trump y usa la migración en campaña electoral

0
410

Washington – La exportavoz de la Casa Blanca Sara Sanders anunció este lunes su candidatura como gobernadora de Arkansas y, fiel a la política antiinmigratante de su exjefe Donald Trump, apostó por la inmigración al prometer que no permitirá en ese estado «ciudades santuario» que amparen a los migrantes.

Sanders, de 38 años de edad, fue entre julio de 2017 y julio de 2019, la segunda portavoz de la presidencia de Trump y en tal papel ofreció menos conferencias de prensa que sus 13 predecesores en un cargo que supone como la principal vía de comunicación entre el mandatario y la ciudadanía.

«Como gobernadora, prohibiré las ciudades santuario y cortaré los fondos para las ciudades que, deliberadamente, violen nuestras leyes de inmigración», afirmó Sanders en un video distribuido por las redes sociales en el que anunció su cadidatura.

La republicana dice además que estuvo «en la mesa con Trump confrontando a los más peligrosos adversarios», como China y Corea del Norte, y «ganando» en temas como la reforma fiscal o la «seguridad fronteriza», uno de los pilares de la presidencia del neoyorquino.

La elección de gobernador en Arkansas se realizará el 8 de noviembre de 2022, y el actual gobernador, el republicano Asa Hutchinson no puede buscar la reelección para un tercer mandato.

En términos generales, las jurisciciones «santuario» son sitios donde la autoridad local ha decidido que no colabora en materia migratoria, de competencia exclusiva del Gobierno federal.

Por ello, los inmigrantes indocumentados que allí residen y son detenidos por infracciones civiles o delitos menores no son transferidos para deportación sin una orden judicial.

Hay en el país más de 500 jurisdicciones locales que han adoptado alguna forma de santuario en los estados de California, Colorado, Connecticut, Illinois, Massachusetts, Nueva Jersey, Nuevo México, Nueva York, Oregon, Vermont, y Washington.

Curiosamente, y según el conservador Centro de Estudios de Inmigración (CIS), en Arkansas no existe ninguna ciudad o condado que defienda esta política «santuario».

En su video Sanders rememoró situaciones críticas en las cuales estuvo junto al expresidente Trump, y sostuvo que el país y el «imperio de la ley están bajo ataque».

«Yo fui la primera secretaria de prensa de la Casa Blanca que requirió protección del Servicio Secreto debido a las amenazas de violencia en mi contra», señaló. «Hemos visto la violencia en nuestro país. Eso no es lo que somos como estadounidenses».

«Para seguir siendo libres debemos tener ley y orden», dijo Sanders cuyo padre, Mike Huckabee, fue gobernador de Arkansas entre 1996 y 2007. «La solución de la izquierda radical es imponer control y censura de arriba abajo».