Sectores alzan la voz por incertidumbre en llegada de vacuna a Honduras

0
2457

Tegucigalpa – Varios sectores alzaron la voz este miércoles ante la incertidumbre de una fecha de la llegada de la vacuna contra la COVID-19 a Honduras y reprocharon la estrategia gubernamental al no comprar con laboratorios privados y en cambio quedar a la espera de la donación a través del mecanismo COVAX, creado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

– Las autoridades hondureñas han dicho que posiblemente en marzo se conozca una fecha de la llegada de la vacuna a Honduras.

– Sectores de la salud han razonado que el retraso en la llegada de la vacuna significa más contagios y muertes en Honduras a causa de la COVID-19.

COVAX es un mecanismo internacional de la OMS. Este es el principal esquema mundial para vacunar personas en países de ingresos medios y bajos de todo el mundo contra el coronavirus.

Al respecto Honduras espera, aún sin una fecha, la llegada del primer lote de vacunas donadas con la que se pretende vacunar a un 20 por ciento de la población, principalmente a médicos y personal en primera línea de lucha contra la pandemia.

Otros países en la región como Panamá y Costa Rica ya iniciaron el proceso de inmunización y el país vecino de El Salvador anunció que este miércoles iniciará con dicho proceso con el personal médico como primer objetivo a vacunar. Entre tanto, Honduras no cuenta siquiera con una fecha para la llegada del primer lote de vacunas donadas por el mecanismo COVAX.

Retraso significa más muertes

En palabras de Josué Orellana, presidente de la Asociación Nacional de Enfermeras y Enfermeros de Honduras (ANEEAH), el retraso en la llegada de vacunas a Honduras se traduce en más muertes principalmente de médicos y enfermeras.

“En la medida que se atrasa la llegada de la vacuna, en esa medida se aumentan las probabilidades que se sigan contagiando y muriendo trabajadores de la salud a causa de la COVID-19”, expresó a periodistas en Tegucigalpa.

Consideró que esto es una asignación pendiente de parte del gobierno hondureño con los trabajadores de la salud.

Más de tres mil enfermeras y enfermeros contagiados y 38 decesos en este gremio, es el resultado de la capacidad operacional del sistema del país, razonó.

Enfatizó que es necesaria la llegada de la vacuna a Honduras y pidió a las autoridades no seguir mintiendo más y anunció que estaría en el país en la segunda quincena de febrero.

¿Por qué otros países ya tienen la vacuna?

De su parte, el dirigente del Sindicato de Trabajadores de la Medicina, Hospitales y Similares (Sitramedhys), Mariano Barahona, reprochó porque otros países cómo El Salvador, Costa Rica y Panamá ya tienen la vacuna contra la COVID-19 y en Honduras aún no existe ni fecha para su llegada.

“Por qué otros países ya la tienen, nos parece que nos quieren engañar y utilizar”, reflexionó el dirigente del Sitramedhys.

Consideró que existen una serie de contradicciones en el tema por parte de las autoridades hondureñas ya “la ministra de Salud dice una cosa y los expertos que sí manejan el tema dicen otra”.

Al respecto exigió celeridad en el proceso de negociación para adquirir la vacuna con otros laboratorios privados y no solo quedar a la espera a las donaciones internacionales.

Cabe señalar que otros países en la región ya cuentan con una vacuna contra la COVID-19 porque han realizado negociaciones con laboratorios privados, en otras palabras han pagado por la vacuna y no han quedado a expensas de los donativos internacionales como es el caso actual de Honduras.

Honduras le apostó a una simple estrategia

A criterio del infectólogo Tito Alvarado, la razón por la que aún no existe ni fecha para la llegada de la vacuna a Honduras es porque se le apostó a una simple estrategia, esperar los donativos internacionales.

“Negociamos estas vacunas con una simple estrategia, era obvio que teníamos que tener esta consecuencia mientras otros países realizaron simultáneamente varias estrategias para obtener la vacuna”, manifestó a periodistas en Tegucigalpa.

El experto reprochó que todavía Honduras solo está esperando los donativos internacionales sin implementar una estrategia frente a la pandemia.

“La repercusión es simple, van a haber más infectados y con ellos cepas más agresivas que la vacuna probablemente no tendrá su efecto adecuado”, comentó.

Ante la crisis sanitaria que se suscita en Honduras advirtió que varios hondureños han salido hacia otros países para poder aplicar la vacuna contra la COVID-19.

“No tenemos la vacuna y lo peor, no tenemos siquiera una fecha de llegada, es lo peor que puede suceder”, recriminó.