Señalan «efectos paralizantes» de cambios a visas de trabajadores calificados

0
2890
Los significativos cambios realizados por el Gobierno del presidente Donald Trump al programa de visas H-1B para trabajadores altamente calificados “tendrán efectos paralizantes” en las empresas y la economía de Estados Unidos. EFE / CADU GOMES/Archivo

Los Ángeles – Los significativos cambios realizados por el Gobierno del presidente Donald Trump al programa de visas H-1B para trabajadores altamente calificados “tendrán efectos paralizantes” en las empresas y la economía de Estados Unidos, advirtió este miércoles la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración (AILA).

La Administración Trump anunció el martes el fortalecimiento del programa de visas H-1B para trabajadores altamente calificados. La nueva guía aumenta sustancialmente los salarios que las empresas estadounidenses deben pagar a las contrataciones extranjeras, reduce los criterios de elegibilidad para los solicitantes y acorta la duración de las visas para ciertos trabajadores subcontratados.

Los cambios involucran nuevas reglas tanto para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) como para el Departamento de Trabajo (DOL).

“Contrariamente a la narrativa promovida por el DHS y el DOL, de la que se hacen eco los grupos restrictivos, estas reglas tendrán efectos paralizantes en las empresas estadounidenses y en la economía en general”, dijo en un comunicado Benjamin Johnson, director ejecutivo de AILA.

El programa H-1B se ha convertido en un punto álgido en el debate sobre inmigración en Estados Unidos motivado por la Administración Trump, que incluso está impulsando las reglas sin el período típico de comentarios públicos.

La AILA advirtió que algunos de los cambios entrarán en vigor 36 horas después de su publicación.

Por su parte, el DHS argumentó que la nueva reglamentación «combatirá el uso de trabajadores H-1B para servir como un reemplazo de bajo costo para los trabajadores estadounidenses calificados».

“Bajo el disfraz de la recuperación económica, el Gobierno esencialmente está deteniendo el flujo de talento global necesario para la innovación y el éxito económico”, opinó Johnson.

Según un borrador de la regla citado por el diario The Mercury News, la nueva guía revisa las definiciones de «lugar de trabajo», «lugar de trabajo de terceros» y «Estados Unidos como empleador ”, además de aclarar cómo el Gobierno determinará si existe una relación “empleador-empleado”.

Las visas H-1B para trabajadores contratados por terceros (las empresas de personal) durarían un máximo de un año.

Jennifer Minear, presidenta de AILA, asegura que “las regulaciones del DHS y el DOL crearán barreras casi insuperables para su contratación”

Abogados alrededor del país han denunciado el aumento de denegaciones de solicitudes de visas H1B.

“Sin duda, estas reglas paralizarán un proceso que ha demostrado traer algunos de los mejores y más brillantes del mundo a las empresas estadounidenses”, puntualizó Minear.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here