Trabajadores hondureños conocerán en dos semanas si habrá aumento salarial

0
174
Dos obreros de una empresa privada trabajan en la construcción de un puente hoy, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/ Gustavo Amador

Tegucigalpa – Los trabajadores hondureños conocerán hasta dentro de dos semanas si recibirán un aumento al salario mínimo, que debió ser efectivo a partir del 1 de enero, pero su discusión con la empresa privada y el Gobierno ha demorado por la pandemia de la covid-19 y las tormentas tropicales Eta e Iota.

Al respecto, el director ejecutivo del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Armando Urtecho, dijo este viernes a Efe que la discusión se iniciará cuando se conozca un informe que presentarán el Instituto Nacional de Estadísticas (Ine), el Banco Central de Honduras y un estudio actualizado sobre la canasta básica.

Agregó que el Cohep está preparando «un documento para llevarlo a la mesa», hacia el día 20, a partir de los efectos causados por la pandemia de la covid-19 que se comenzó a expandir en marzo de 2020, y la suspensión de los contratos individuales de trabajo.

El Cohep también expondrá en el mismo documento los efectos que han tenido las empresas del norte y el sur del país, luego del paso devastador de las tormentas tropicales Eta e Iota, que representaron otro duro golpe a la frágil economía hondureña.

«Esperamos que las cifras del Banco Central y el Instituto Nacional de Estadísticas nos reflejen cómo se encuentra la economía en forma general, para luego hacerle un planteamiento a los trabajadores el día 20, aproximadamente, después de escuchar lo que diga el Gobierno el día 18», subrayó Urtecho.

Señaló además que solamente la pandemia de covid-19 dejó a unas 600.000 personas suspendidas de sus puestos de trabajo y que puede ser que algunas ya hayan sido reintegradas porque muchas de las actividades económicas fueron abiertas hace varios meses.

MICROS Y PEQUEÑAS EMPRESAS ADUCEN QUE NO PUEDEN AUMENTAR SALARIOS

Efe ha conocido de micros y pequeñas empresas que aducen que no pueden asumir un aumento al salario mínimo porque la pandemia del covid-19 y las dos tormentas tropicales a muchos los han dejado en la ruina total, en el peor de los casos.

«Yo tenía un pequeño hotel en San Pedro Sula que con esfuerzo abrimos con mi familia hace diez años, operábamos con 16 empleados, pero por las desgracias de la pandemia y las tormentas Iota y Eta hemos cerrado», dijo hoy a Efe en Tegucigalpa Amanda Padilla, su propietaria.

Añadió que para poder cumplir con las deudas que tenía con un banco, «ahora le estamos entregando el hotel porque es lo único que tenemos para pagarle», y que, «dentro de todo lo malo, al menos quedaremos sin deuda».

En otros casos, muchos micros, pequeños y medianos empresarios redujeron en 2020 el número de empleados debido a la crisis económica causada en principio por la covid-19.

TRABAJADORES CREEN QUE HAY EMPRESAS QUE SÍ PUEDEN SUBIR SALARIO

Los trabajadores hondureños organizados reconocen que la tragedia de la pandemia y los daños que dejaron las tormentas Eta e Iota, representaron un golpe a la economía de todos los sectores del país, pero consideran que hay empresas grandes que sí pueden pagar este año un incremento al salario mínimo, aunque no sea el deseado.

José Luis Baquedano, directivo de la Confederación Unitaria de Trabajadores de Honduras (Cuth), considera que «el salario mínimo debe ser incrementado para cumplir con la ley», aunque reconoce que toda la economía del país ha sido severamente afectada.

Baquedano cree además que por la difícil situación que atraviesa el país, las expectativas de un aumento al salario mínimo son muy escasas para los trabajadores, y que el Gobierno debe buscar la forma para que se recuperen los puestos de trabajo que se perdieron en 2020 por la pandemia de covid-19 y las dos tormentas tropicales.

La Comisión Nacional del Salario Mínimo para conocer sobre un eventual aumento salarial fue juramentada el 28 de diciembre y deberá resolver dentro de dos semanas a partir de los indicadores planteados en la mesa de negociaciones con la empresa privada y la clase trabajadora.

Armando Urtecho indicó que el último incremento al salario mínimo hondureño fue del 7 por ciento, luego de un acuerdo bianual para el período 2019-2020, basado en la inflación acumulada y proyectada para el año 2020.

En promedio, el salario mínimo en Honduras es de unas 10.000 lempiras (alrededor de 412 dólares).