Tribunal de Nueva York apoya ley sobre carné de conducir para indocumentados

0
2503
Inmigrantes indocumentados hacen largas colas a la intemperie y bajo el intenso frío para solicitar un carné de conducir este lunes frente a las oficinas del Departamento de Vehículos de Motor en Nueva York (EEUU). EFE/Ruth Hernández/Archivo

Nueva York – La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York confirmó una sentencia de otro tribunal federal local de que el secretario del condado de Erie, en el norte del estado, no tiene estatus legal para impugnar la constitucionalidad de la Ley Luz Verde, que otorga licencias de conducir a indocumentados.

Los jueces de apelaciones emitieron la decisión por unanimidad del caso que presentó Michael Kearns, funcionario del condado de Erie, luego de tener un revés en otro tribunal federal, señalan este marte medios locales.

La decisión de la juez Elizabeth Wolford, del tribunal federal en la ciudad de Rochester, en el norte del estado, emitida el pasado 8 de noviembre, señaló que Kearns no tiene capacidad legal para demandar porque no demostró que ha sido perjudicado por la ley, un requisito constitucional.

Esa decisión permitió que la Ley Luz Verde entrara en vigor, como estaba previsto, el 14 de diciembre y Nueva York pudo seguir adelante con sus planes de comenzar a aceptar solicitudes para emitir carnés de conducir a indocumentados, como ya lo hacían otros 12 estados, además de Puerto Rico y Washington DC.

El 9 de julio de 2019, Kearns presentó la demanda en contra del gobernador Andrew Cuomo, el Departamento de Vehículos de Motor y la fiscal general del estado, Letitia James, con la que buscaba una orden judicial para detener la puesta en marcha de la ley mientras se revisa su constitucionalidad.

El tribunal del Segundo Circuito no abordó directamente la constitucionalidad de la ley, de acuerdo con la prensa local.

La fiscal James señaló que la decisión del Segundo Circuito ratifica que la Ley Luz Verde es «legal» y destacó que es el tercer foro judicial federal que desestima los desafíos presentados para la puesta en marcha del estatuto.

«Esta ley provee protección a todos los neoyorquinos al hacer nuestras carreteras más seguras, hacer crecer nuestra economía y permitir que los inmigrantes salgan de las sombras para inscribirse como conductores legales en nuestro estado», indicó en un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here