Un proyecto de ley para dar licencias a 2 millones de indocumentados en Texas

0
2003
El anteproyecto HB 1058 del representante estatal Ramón Romero Jr. (D-Fort Worth) permitiría que los solicitantes presenten como documento válido de identidad los pasaportes o documentos consulares de sus países de origen y hasta la credencial para votar emitida por el Instituto Nacional Electoral de México. EFE/EPA/Michael Reynolds/Archivo

Houston (TX) – Una propuesta de ley en Texas busca que los inmigrantes indocumentados que tengan al menos cuatro años domiciliados en ese estado puedan obtener una licencia de conducir con características similares al carné que se emite actualmente.

El anteproyecto HB 1058 del representante estatal Ramón Romero Jr. (D-Fort Worth) permitiría que los solicitantes presenten como documento válido de identidad los pasaportes o documentos consulares de sus países de origen y hasta la credencial para votar emitida por el Instituto Nacional Electoral de México.

«Es momento de pensar en la posibilidad de que si se aprueba una reforma migratoria a nivel federal, esa persona [indocumentada], plenamente identificada, pueda declarar sus impuestos de manera más formal y colabore con el fisco», argumentó Romero en entrevista con Efe.

OTROS REQUISITOS

La propuesta legislativa HB 1058 facultaría a las autoridades estatales también aceptar como documento válido para tramitar la licencia al Número de Identificación Personal del Contribuyente (ITIN, en inglés), el cual es usado por muchos inmigrantes indocumentados para pagar impuestos.

«Y que esa persona diga: aquí estoy: Estoy pagando impuestos y quiero ser parte de este país», remarcó.

Este tipo de licencia de conducir vencería cada dos años, en lugar de seis, costaría 50 dólares en lugar de los 33 por el permiso de manejar regular.

El Departamento de Seguridad Pública de Texas (TDPS, en inglés), la entidad encargada de emitir los permisos para manejar, exige como requisito que el solicitante sea ciudadano estadounidense o residente permanente, que tenga domicilio en Texas, un documento que compruebe su identidad y un número de seguro social.

Conducir un vehículo en Texas sin una licencia es multado con hasta 500 dólares en la primera ofensa y hasta 2.000 además de 180 días de detención preventiva si es reincidente.

Pero los inmigrantes indocumentados enfrentan otro dilema con mayores consecuencias: la posible deportación.

Romero calcula que esa medida beneficiaría a al menos dos millones de indocumentados que residen en el estado de Texas.

TODOS LOS CONDUCTORES DEBEN TENER UNA IDENTIFICACIÓN

Esta es la segunda vez que Romero presenta una iniciativa de esas características. En la legislatura pasada también introdujo una propuesta similar que llegó a discutirse en una sesión del comité de asuntos estatales, pero no obtuvo el apoyo suficiente para su debate en el pleno.

Una de las diferencias con la propuesta de hace dos años a la actual HB 1058 recae en que no permitirá que el solicitante acceda a una licencia si es que tiene antecedentes judiciales por delitos mayores.

Romero indica que el objetivo final es que de esa manera ningún conductor tenga temor al ser detenido en la carretera por alguna autoridad vial porque podrían enfrentar la deportación debido a su condición de irregular.

«Además, debemos reconocer que más del 20 % de las personas que laboran en el área de la construcción en Texas es indocumentada y la gran mayoría fue y sigue siendo esencial para la economía durante estos meses de emergencia sanitaria debido a la pandemia por el coronavirus», recalcó.

APOYO REPUBLICANO

El representante afirmó haber recibido el «absoluto respaldo» de la bancada demócrata de la Cámara de Representantes estatal, que suma 67 escaños de los 150 del total (los republicanos mantienen la mayoría con 83 escaños).

«A ver si Dios quiere, esperemos que los republicanos nos apoyen en esta sesión legislativa», aseveró Romero, quien dice haber expuesto los argumentos de su anteproyecto con el actual presidente de la Cámara de Representantes de Texas, Dade Phelan (R-Beaumont).

El representante indicó que, debido a que en este momento se están recién confeccionando los comités respectivos, quizás su propuesta pueda discutirse entre abril o mayo y que, de aprobarse, entraría en efecto el 1 de septiembre de este año.

OTRAS PROPUESTAS LEGISLATIVAS

Romero, hijos de padres mexicanos (del estado de Zacatecas), ganó sus primeras elecciones en el 2014 y busca en este su cuarto mandato como representante estatal defender los derechos de los inmigrantes con otras propuestas de ley.

Una de ellas es la HB 862, que regularía a los albergues o lugares de descanso donde se hospedan los trabajadores agrícolas para que cuenten con los estándares mínimos de construcción, higiene y equipamiento.

Otra de sus proyectos de ley, el HB 945, propone ampliar a 12 meses el periodo de elegibilidad de los beneficiarios a los cupones de alimentos sin tener que renovar el mismo cada semestre.