Una empresa que no ha tenido actividad desde marzo, difícilmente sobreviva señala vicepresidente de la CCIT

0
1292

Tegucigalpa – El vicepresidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Daniel Fortín, señaló que una empresa que no ha laborado desde el 16 de marzo, que inició el confinamiento, difícilmente podrá volver a operar.

“Si una empresa no ha realizado actividades desde el 16 de marzo hasta el 31 de agosto, difícilmente puede haber sobrevivido”, manifestó.

Fortín apuntó que los pequeños y medianos tributarios que no han tenido actividades desde el 16 de marzo, no podrá pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR), e Impuesto Sobre Venta (ISV), el 31 de agosto.

“Un pequeño y mediano tributario que no pagó el Impuesto Sobre la Renta el 30 de junio y no ha tenido actividades hasta el 31 de agosto, a mi juicio será difícil que todavía persista”, reafirmó.

El directivo de la CCIT, aclaró que los exentos de pagar impuestos el 31 de agosto son los contribuyentes que no han generado actividad económica en la pandemia.

Argumentó que el Servicio Administrador de Renta (SAR), negó un acuerdo de extensión de pago debido que a esta institución se la disminuyó enormemente sus ingresos.

Fortín explicó que la caída de ingresos de la SAR es por la falta de consumo y transacciones en la ciudadanía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here