Tegucigalpa – El escenario de una recesión provocaría una reducción de la actividad económica, advirtió la presidenta del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), Amparo Canales.

“Una recesión implica una reducción de la actividad económica y se disminuye la inversión, el empleo, los ingresos y capacidad de consumo”, dijo Canales.

Puntualizó que la amenaza de una recesión es latente en materia económica y anheló que el impacto no sea fuerte en el primer trimestre de 2023.

Asimismo, consideró que el manejo de la política monetaria por las autoridades ha sido prudente.

“Las medidas políticas-económicas han sido prudente, no ha habido incremento de tasas de interés, todo lo contrario, se dio una deducción una tasa de interés al sector agrícola y de vivienda”, expresó.

Por otro lado, se refirió a la medida del congelamiento de precios de 40 productos y la economista opinó que la idea es aliviar el gasto de las familias.

Señaló que, de seguir incrementándose los precios de los productos, especialmente los de la canasta básica, habría una menor capacidad de consumo de la población.

Canales destacó que en los últimos días ha habido una reducción en los precios de los combustibles y provocaría que haya un mayor movimiento de la economía en Navidad.