Unicef: menores y mujeres son «objetivo» de la violencia pandillera en Haití

0
373
Datos de las Naciones Unidas indican que entre septiembre de 2020 y febrero de 2021 el número de niños y mujeres víctimas de ataques armados presuntamente atribuidos a bandas criminales ha aumentado significativamente en Haití. EFE/Paolo Peña/Archivo

Ciudad de Panamá – Los niños y mujeres se han convertido en «objetivo» de las pandillas en Haití y cada vez más se ven involucrados en incidentes violentos que incluyen asesinatos, lesiones, violaciones y secuestros, denunció este jueves Unicef.

Datos de las Naciones Unidas indican que entre septiembre de 2020 y febrero de 2021 el número de niños y mujeres víctimas de ataques armados presuntamente atribuidos a bandas criminales ha aumentado significativamente en Haití, pasando de 45 a 73 incidentes, incluidos asesinatos, lesiones, violaciones y secuestros.

«Los niños, las niñas y las mujeres en Haití ya no son simplemente víctimas de bandas criminales, se están convirtiendo cada vez más en sus objetivos», advirtió la directora regional del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para América Latina y el Caribe, Jean Gough.

Hace apenas unos días, expuso la agencia de ONU, hombres armados irrumpieron en un orfanato y violaron a dos niñas, de 13 y 14 años, y a una mujer de 27 años en la capital haitiana de Puerto Príncipe.

Este incidente dejó traumatizados a 36 niños, dijo Unicef que, junto con la autoridad haitiana de protección infantil IBESR y varias ONG asociadas, proporcionó atención médica y psicosocial inmediata a las víctimas y a los demás menores del orfanato.

«Unicef condena enérgicamente este despreciable acto violento, exige que los perpetradores comparezcan ante la Justicia y exhorta a las autoridades haitianas a redoblar sus esfuerzos para establecer opciones alternativas de atención familiar en lugar de orfanatos», declaró el ente de la ONU.

También instó «a todos los actores a que se abstengan de atacar a los niños, niñas, adolescentes y las mujeres», y pidió «al nuevo Gobierno haitiano que tome medidas para frenar la violencia de las pandillas contra los niños y niñas».

LAS PANDILLAS «ESTÁN EXTENDIENDO SU REINO DE TERROR»

Gough denunció que «semana tras semana, las bandas criminales en Haití están expandiendo su reino de terror y miedo en más familias y más comunidades».

Unicef explicó que durante el año escolar 2019-2020, alrededor del 60 % de todas las escuelas haitianas estuvieron cerradas durante 60 días debido a violentos disturbios sociales.

Este 2021, «la creciente violencia e inseguridad de las pandillas impidió que muchos niños y niñas fueran a las aulas de clase en varias áreas urbanas de Puerto Príncipe y sus alrededores».

«Hay que detener la violencia de las pandillas», dijo Gough, y reiteró que «mantener la seguridad de los niños y niñas debería ser una de las principales prioridades del nuevo gobierno haitiano».

CRISIS EN HAITÍ

El nuevo primer ministro de Haití, Claude Joseph, fue investido este miércoles horas después de la dimisión de su predecesor, Joseph Jouthe.

Joseph, quien era el ministro de Exteriores, fue investido sin ser votado por el Parlamento, un trámite obligado por la Constitución, debido a que el Legislativo está clausurado desde enero de 2020 -por el aplazamiento de las elecciones previstas para 2019- y desde entonces el presidente Jovenel Moise gobierna por decreto.

Haití vive una nueva crisis que incluye una abierta confrontación entre Moise y la oposición, que exige su salida, además de una situación de inseguridad tal que bandas armadas dominan zonas de Puerto Príncipe, mientras cada vez es mayor el incremento de los secuestros para exigir rescate.