Vacunación empuja a hondureños a turismo sanitario

0
170
Los inmigrantes hispanos en edad laboral tienen 11 veces más probabilidades de morir por causas relacionadas con la covid-19 que las personas nacidas en Estados Unidos que no son latinas, reveló un estudio dado a conocer este lunes por la Universidad del Sur de California (USC). EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH

Tegucigalpa – Aunque ya se consideraba un secreto a voces, el que miles de hondureños y de otros países viajaban a Estados Unidos a vacunarse contra el virus que provoca el COVID-19, lo anterior asumió un carácter oficial cuando el alcalde de la ciudad de North Miami Beach (EEUU), Anthony F. DeFillipo, invitó a turistas internacionales a vacunarse contra la coronavirus, sin riesgo de ser castigados con la retirada de la visa, según informaron el lunes medios locales.

– Si bien, el turismo médico no es algo nuevo, la falta de oferta de dosis contra la COVID-19 ha potenciado la salida de hondureños que buscan ser vacunados en otro país.

-Los mexicanos han sido uno de los grupos que más abiertamente ha logrado identificar que viajan a EEUU con el objetivo de ser inmunizados.

Sin embargo,  la ciudad de North Miami Beach (EE.UU.)  24 horas después pidió disculpas por la “confusión” creada por una declaración de su alcalde, Anthony F. DeFillipo, invitando a turistas extranjeros a vacunarse contra la covid-19 allí y recordó que, según las normas del estado de Florida, solo los residentes pueden vacunarse.

En un comunicado la alcaldía salió al paso del revuelo que causaron las declaraciones de DeFillipo en una entrevista por Facebook y el mismo alcalde las puntualizó en declaraciones a medios locales.

«Aquí tendrán su inyección de Pfizer y nadie les quitará su visa de turista», había prometido DeFillipo en una entrevista por Facebook que reproducen medios como Univisión y la radio Actualidad.

Entre tanto, el líder hondureño en Miami, Juan Flores, señaló que los hondureños que cuentan con visa de turista u otra que les permita el ingreso a Estados Unidos viajen a ese país para poder vacunarse contra el coronavirus SARS-CoV-2.

En conversación con Proceso Digital, el presidente de la Fundación 15 de Septiembre confió que han logrado identificar a varios hondureños que viajan a ese país solo con el objetivo de vacunarse.

“Es una situación triste, porque refleja que los hondureños no tienen acceso ni a ese simple derecho, en este país (EE.UU.) hay de sobra  mientras allá ni la han adquirido”, lamentó el líder de la comunidad hondureña en un conversación con este medio de comunicación de Miami, Florida.

Los hondureños se ven obligados a salir del país por lo que ahora se conoce como turismo sanitario, reflexionó.

“Hemos logrado identificar a hondureños que viajan bajo este objetivo, este es un secreto a voces. Ahora mismo vienen quienes pueden comprar un boleto de avión hacia este país”, apostilló Flores.

Seguidamente, señaló que los “hondureños están siendo empujados forzosamente a buscar la vacuna en otro país, porque se trata de un tema de vida”.

El hondureño, quien ya padeció de esta enfermedad que lo llevó a una sala de emergencia y a permanecer internado por más de 15 días, reprochó el manejo de la pandemia en Honduras por parte de las autoridades hondureñas.

“La pandemia en Honduras ha sido manejada de forma irresponsable, se debe investigar quienes estuvieron desde el inicio y han llevado al país a un futuro incierto”, zanjó el líder hondureño.

Turismo sanitario

El economista hondureño, Roberto Arguello, dijo que el gobierno de EEUU -con Donald Trump- proporcionó todo el apoyo económico a las compañías que estudiaban la vacuna, lo que ahora se traduce que casi el 50 por ciento de su población ya esté inoculada.

“Aquí existe un debate en Estados Unidos en el sentido que de nada sirve que se vacune a toda su población, si el resto del mundo no es vacunado”, afirmó.

Arguello especificó que en el caso de La Florida, que es donde él reside, al inicio de la vacunación el fármaco fue racionado para personas más adultas. En ese momento hubo una especie de “código de honor” para que fueran inoculadas las personas con mayor riesgo.

“En La Florida se requiere documentos para comprobar que uno reside aquí, pero en el caso de Texas no. Yo conozco que ha habido una enorme cantidad de hondureños que se han ido a vacunar a Texas y no necesariamente aquí en Miami”, reveló.

Para el caso en La Florida exigen que los vacunados tengan cuenta de banco, bienes inmuebles u otros requisitos que comprueben su residencia.

El analista se refirió a los riesgos que corren los extranjeros en ir a vacunarse a EEUU. “Si alguien llega donde el oficial de migración y éste le pregunta si viene a EEUU a vacunarse y la persona incluso tiene cita para vacunarse, y esta persona le miente, ese oficial de migración te cancela la visa y tiene la facultad de deportarlo”, adicionó.

En otro escenario, si la persona es honesta y dice que sí efectivamente llega a vacunarse, corre el riesgo que el oficial le diga: ‘pase adelante’, o  en su defecto: ‘aquí usted no se puede venir a vacunar´, aseveró.

Puntualizó que “cuando inició la vacunación, migración estaba más estricta, pero ahora yo diría que ni siquiera le hacen la pregunta”.

Se arriesgan a perder visa

El embajador alterno de Honduras en Estados Unidos, Rafael Sierra, en recientes pláticas con Proceso Digital señaló que los que viajan bajo este objetivo se exponen a perder su visa.

Recomendó a la comunidad hondureña no correr este riesgo y esperar ser vacunados en el país centroamericano.

Sin embargo, los hondureños que cuentan con algún tipo de visa parecen ser caso omiso a estas recomendaciones, ya que se ha logrado identificar que realizan esta práctica.

Aunque se trata de un beneficio que no ha sido oficializado por los gobierno, también es un beneficio excluyente ya que no todos los hondureños cuentan con la visa y el recurso económico para viajar por turismo sanitario.

Muchos hondureños viajan por la vacuna

Proceso Digital conversó con un hondureño que es viajero frecuente a Estados Unidos y éste aseguró que ha conocido muchos casos en las últimas semanas de connacionales que están viajando con buena parte de sus familiares para poder vacunarse en el país del norte.

El connacional relató que conoce casos de amigos que han preferido ir a Houston, Luisiana o Nueva York porque los requisitos son menores para aplicarse la vacuna.

“En mi caso que voy a Seattle es más restringido porque ahí lo están haciendo por fases y seguramente pueda aplicar pero dentro de unas semanas”, señaló.

Reveló que el pastor de su iglesia -de aquí en Tegucigalpa- viajó hace dos semanas a Estados Unidos y se aplicó la vacuna Johnson & Johnson aprovechando que solo es una dosis.

“Así conozco muchos casos de amigos que viajan todos los días a ponerse la vacuna. Obviamente es gente que tiene posibilidades porque en la mayoría de los casos solo van y vienen, luego tienen que volver dentro de tres semanas para ponerse la segunda dosis”, confesó.

Reveló que en algunas farmacias -como CVS- están aplicando el fármaco, lo único que tienen que hacer las personas es aprovechar que un familiar resida en EEUU para programar la cita. “Es mejor hacerlo con la identidad u otro documen.to que no sea el pasaporte porque eso podría tener consecuencias legales”, finalizó.

Los familiares de Omar Rivera salieron del país por la terminal aérea Toncontín.

Viajará con su familia

En tanto, otra hondureña que viajará en los próximos días a EEUU, le confió a Proceso Digital que está alistándose junto a su familia para viajar a Miami a vacunarse.

Su núcleo familiar, compuesto por su esposo, hija (18 años) e hijo (16 años), serían los que irían a Miami para buscar el inoculante.

“Aunque nos salga un poco caro estamos haciendo el esfuerzo para poder quedarnos allá 25 días y poder recibir ambas dosis”, externó.

Dijo conocer el caso de al menos cinco familias completas que han viajado a EEUU para aplicarse la vacuna y que no han tenido problemas migratorios como se advirtió en un inicio.

“Parece que ellos -se refiere a los norteamericanos- han relajado las medidas de restricción porque mucha de su población no quiere aplicarse la vacuna, entonces por eso tienen disponibles”, expresó.

Finalizó afirmando: “En el caso que vayamos a ponernos la vacuna, vamos a la deriva porque no sabemos cuál nos van a poner, pero preferimos correr el riesgo porque aquí no sabemos cuándo vienen”.

La vacunación en el mundo ha logrado grandes avances, pero aún tiene importantes retos como la inmunización en los adultos y terminar con los mitos acerca de las vacunas, dijo a Efe el doctor Javier Castro Baldovinos. EFE/Archivo

Flujo de mexicanos

Los mexicanos han sido hasta ahora uno de los grupos más numerosos que han viajado a EEUU para aplicarse la vacuna contra la COVID-19.

Aunque es muy difícil de cuantificar, hay un claro flujo de mexicanos que viaja al sur de Estados Unidos a vacunarse, según reportes de prensa.

Armando, quien ha preferido no dar su nombre real, es un mexicano de 30 años que viajó hace unas semanas a Estados Unidos para recibir la vacuna. Fue en Houston, Texas, a donde hizo dos viajes relámpago en un lapso de tres semanas para recibir la dosis que le garantiza la inmunidad.

“Mi hermana vive allá y como vio que estaba muy lenta la vacunación en México dijo que mejor me vacunara en Estados Unidos”, aseguró a periodistas de la agencia Efe.

El proceso de vacunación fue fácil, relató, ya que en Estados Unidos se está inoculando en estacionamientos, centros comerciales y otros puestos de vacunación como farmacias.

“Ni siquiera me pidieron algo que acreditará mi residencia”, reconoció.