Violencia contra la mujer, otro año en números rojos

0
108

Tegucigalpa (Por Isis Rubio) – Nuevamente la violencia contra la mujer marcó el 2021, más de 300 mujeres fueron asesinadas en Honduras, la mayoría de los casos continúan en la impunidad.

– Las organizaciones feministas creen que con la llegada al poder de la presidenta electa Xiomara Castro tendrán un mejor apoyo para bajar los índices de violencia.

– Las diputadas que salieron electas al Congreso Nacional también están llamadas a legislar por el bien de las mujeres hondureñas, demandan.

En Honduras los crímenes contra mujeres no paran y cada vez se manifiestan las formas más crueles de violencia, donde el denominador común está marcado por la saña en que se cometen.

Las muertes violentas de mujeres siguen al alza en este país centroamericano tras notificarse al menos 322 casos en 2021, 44 más que un año antes, según datos de la ONG Centro de Derechos de Mujeres (CDM).

Con la pandemia del coronavirus que ha marcado Honduras desde el 2020 provocando un confinamiento que a su vez generó otra pandemia: el acento de la violencia contra las mujeres y que organizaciones defensoras de sus derechos han denotado como estos hechos se han cometido con saña, odio y deshumanización.

Denuncias por violencia doméstica, psicológica, violaciones y los crímenes contra menores de edad, jovencitas y mujeres, registrados durante el presente año, han generado alarma tanto por el aumento de hechos como por las formas de ejecutarlos.

(Ver) ONU Mujeres insta a Honduras a no tolerar más muertes violentas de mujeres

Merly Eguigure, coordinadora del Comité de Mujeres Visitación Padilla.

97 mil llamadas de auxilio

Merly Eguigure, coordinadora del Comité de Mujeres Visitación Padilla y en representación de los movimientos feministas de Honduras, dijo a Proceso Digital que los datos de violencia siguen estando altos, hasta noviembre se registraban unas 97 mil llamadas de auxilio entre violencia doméstica, maltrato intrafamiliar y delito sexual, por lo tanto estos datos son alarmantes y siguen sin tener una respuesta.

Por otro lado -sostuvo- está el tema de los feminicidios que es un tema en el cual los entes encargados no han hecho el mayor esfuerzo por hacer procesos de investigación que lleguen a detener a los responsables.

Agregó que todas las muertes, más de 320 féminas, en su mayoría continúan en la impunidad y dejan un vacío en las familias y sociedad.

Las muertes de mujeres siguen siendo una deuda que va aumentando en vez de disminuir, arguyó la luchadora feminista.

(VER) Madre de Keyla Martínez lamenta la dejaron sola en su lucha y pide revelar nombres de policías separados de la institución

La muerte de Keyla Martínez, en el interior de una celda policial, conmocionó a todo el país.

Keyla Martínez

Keyla Martínez se convirtió en un caso simbólico que representa a todas las mujeres que han fallecido de forma violenta el último año, ella fue detenida y asesinada en poder de la policía, recordó.

El caso de Keyla, una estudiante de enfermería, quien fue detenida por agentes policiales en el municipio de La Esperanza la noche del 7 de febrero, y que al día siguiente fue reportada sin vida.

Luego de 69 días de su muerte, la Fiscalía hondureña imputó a un agente policial acusado de feminicidio agravado contra la joven estudiante de enfermería.

El Ministerio Público interpuso un requerimiento fiscal y efectuó la detención del policía, Jarol Rolando Perdomo Sarmiento, acusado por el delito de feminicidio agravado en perjuicio de la joven, el expolicía guarda prisión por el caso.

Sin embargo, las organizaciones feministas y la familia de Martínez exigen que se interpongan más requerimientos fiscales y que todos los involucrados en la muerte de la joven paguen por el delito cometido.

Asimismo, claman que se esclarezcan todos los feminicidios que se reportan cada 23 horas a nivel nacional. 

(Ver) Una brutal golpiza reedita la violencia contra las mujeres en Honduras

Una mujer muere en condiciones de violencia cada 23 horas en Honduras.

Crueldad en aumento

Eguigure señaló que las muertes de mujeres se tornan crueles porque quienes los cometen saben que no les pasa nada.

En ese sentido, la crueldad va en aumento porque los operadores de justicia no hacen nada por resolver, no hay una mano dura para frenar este flagelo.

Resaltó que el año recién concluido se reportaron muertes crueles contra mujeres. En algunos de los casos fueron quemadas, muertas a pedradas, con arma blanca y arma de fuego, “hemos visto hasta mutilaciones que tornan más dolorosa la muerte a sus familiares”.

(Ver) Octubre rojo: cascada de crímenes contra mujeres

Sin respuestas de autoridades

Añadió que la ola de violencia contra las mujeres llama a la preocupación de las organizaciones feministas, quienes piden a las autoridades un equipo élite que investigue esas muertes.

Indicó que el país necesita agilidad en la investigación de los feminicidios ante el incremento de casos.

Agregó que ninguna muerte violenta de mujer debe de quedar en la impunidad, al tiempo que criticó la lentitud en la investigación de los casos.

(Ver) Honduras rubrica la historia con la primera mujer presidenta

Xiomara Castro ha traído mucha esperanza al ser la primera mujer en dirigir los destinos de Honduras.

Feministas esperan apoyo de presidenta electa

El rostro femenino ha ganado espacios no solo en la Presidencia de la República, un poder que por primera vez será ostentado por una mujer, Xiomara Castro, sino también que logran ampliar su presencia, aunque no mayoritaria, en el Poder Legislativo.

Es un hecho histórico que la primera mujer tome posesión de su cargo, “sabemos que recibirá el país no en las mejores condiciones, se tiene que rodear de hombres y mujeres que la lleven a sacar este país adelante”, manifestó Eguigure.

Indicó que ella (Xiomara Castro), ha dicho públicamente que apoyara algunas medidas que eviten que la violencia contra las mujeres quede en la impunidad.

“No quiero decir que doña Xiomara vaya a resolver todos los problemas planteados desde las organizaciones feministas, pero sabemos que las mujeres tenemos voz y estaremos bien representadas”, aseguró.

(Ver) Mujeres hondureñas ganan más escaños en el nuevo Parlamento

Representación de la mujer en el CN va en aumento

Asimismo, se estima que con la representación de al menos 35 mujeres en el Congreso Nacional, por lo que esperamos que sean colocadas en las diferentes comisiones donde su aporte sea más notorio.

Dijo que las mujeres pueden ser un representativo en la toma de decisiones en este nuevo Congreso Nacional están llamadas a derogar muchas leyes lesivas para las féminas y también impulsar las casas refugios.

Igualmente, este grupo de valiosas mujeres también pueden reunirse con las organizaciones feministas y valoren cada una de las peticiones que se tienen.

En el próximo Parlamento, al menos 76 mujeres, entre titulares y suplentes, ocuparán un escaño en el CN. Ellas representan a 14 de los 18 departamentos del país, la excepción son Valle, Intibucá, El Paraíso e Islas de la Bahía.

Más de 322 mujeres fueron asesinadas en 2021 en Honduras.

Violencia hacia la mujer requiere abordaje integral

La violencia contra la mujer continúa al alza en Honduras con más de 320 muertes violentas en 2021, una lacra que requiere un abordaje integral y terminar con la indiferencia, indicaron a EFE activistas hondureñas.

“La violencia contra la mujer continúa y solo responde a una sociedad sumamente machista y patriarcal que normaliza la violencia contra las mujeres en diferentes formas”, dijo la coordinadora del observatorio del Centro de Derechos de Mujeres (CDM), Helen Ocampo.

La violencia contra las mujeres en el contexto del COVID-19 tiene un “panorama desalentador” en Honduras, indicó Ocampo, quien insistió en la necesidad de promover una visión integral que involucre al Estado y la sociedad.

La mayoría de los casos de violencia contra la mujer en Honduras tiene como agresor un familiar o un conocido y el 95 % de los crímenes contra ellas está en impunidad, añadió.

El Estado tiene “una gran deuda” con las mujeres hondureñas, que representan más del 51 % de los 9.5 millones de habitantes del país, pues sigue sin garantizar la equidad de género y el respeto de los derechos humanos a este sector de la población, señaló la feminista.