Voto en el extranjero: una relación irrisoria entre costo y valor

0
946

Tegucigalpa – Aunque Honduras cuenta con más de un millón de personas asentadas extra fronteras, la mayoría en Estados Unidos, el voto en el extranjero continúa siendo una relación irrisoria entre el costo y el valor del mismo.

-Las distintas fuerzas políticas debaten el Congreso Nacional sobre la discusión y aprobación de una nueva Ley Electoral.

El pasado 13 de septiembre la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Ana Paola Hall, realizó la convocatoria oficial a elecciones primarias en Honduras en 2021.

En ese sentido, por lo menos una docena de hombres y mujeres buscarán la candidatura a la presidencia del país en la ronda electoral primaria, entre ellos los liberales Darío Banegas, Luis Zelaya, Yani Rosenthal y Roberto Contreras. Los nacionalistas que se prevé participarán en la búsqueda de la presidencia son Mauricio Oliva y Nasry Asfura mientras que en Libre se conocen las aspiraciones de Wilfredo Méndez, Xiomara Castro y Carlos Eduardo Reina.

Para el proceso general, que se realizará en noviembre del 2021, 14 partidos políticos buscarán el poder de la nación, pero hasta ahora poco o nada ha sido mencionado sobre el voto en el extranjero por parte de los precandidatos a los distintos puestos por parte de estos 14 institutos políticos.

Voto en el extranjero

En palabras de Arístides Mejía, quien es parte de un equipo de expertos que asesoran a la Comisión Dictaminadora de las reformas electorales en el Congreso Nacional, la poca o nula atención a este tema obedece a que el voto en el extranjero continúa siendo una relación irrisoria entre el costo y el valor.

“La relación entre el costo del voto y la cantidad de votos que se colectan con relación a la población de un país es irrisoria”, expresó Mejía el fin de semana a la estación radial América.

El costo del voto de los hondureños en EE.UU. ha ascendido a los dos millones de lempiras en procesos electorales pasados y se prevé una cantidad igual o mayor corresponda para el siguiente proceso electoral en el año 2021.

Ejemplifica que en Estados Unidos, donde se presume existe un millón de hondureños, los votos contabilizados pueden llegar a ser 3 mil, un voto que cuesta más al país de su verdadero valor electoral.

Razonó que el costo es asumido tanto por el Estado como por los propios migrantes, ya que en un país tan extenso como EE.UU. los hondureños deben desplazarse por horas para poder ejercer el sufragio, incurriendo en gastos de traslado y alimentación.

Voto en el extranjero, sin eco en fuerzas políticas

El expresidente del desaparecido TSE consideró que el voto en el extranjero no tiene eco entre las distintas fuerzas políticas del país centroamericano, quienes aún no logran consenso sobre una nueva Ley Electoral.

“En este momento no tiene eco porque ni siquiera se ha resuelto que existan procesos transparentes en las votaciones presenciales”, puntualizó.

Sin embargo exhortó a las autoridades hondureñas a considerar modernizar el voto en el exterior con nuevos mecanismos como el voto electrónico o el voto a través de correo electrónico.

Instó a las fuerzas políticas a pensar en este sector de la población que pocas veces es escuchado por las autoridades.

Diputado migrante

Entre tanto, en Honduras se discute una Ley Electoral, la diáspora en EE.UU. clama por una representación bajo la figura del diputado migrante.

 Así lo indicó a Departamento 19, Juan Flores, presidente de la Organización 15 de Septiembre con sede en Miami, Florida, quien lamentó que esta petición no haya sido escuchada en el Congreso Nacional de Honduras.

“Desde inicio de enero enviamos al Congreso y a la Comisión de Reformas Electorales esta petición, sin obtener respuesta hasta ahora”, sollozó.

Señaló que la propuesta no solo ha sido realizada a las autoridades hondureñas, sino también a autoridades estadounidenses.

 Estimó que la figura de un diputado migrante puede ser el enlace entre las autoridades y la comunidad migrante que se radica en EE.UU.

 Poco consenso

Hasta ahora existe poco consenso en las fuerzas políticas del país para dar vida a una Ley Electora pero las discusiones de los artículos que conforman este nuevo instrumento jurídico ya han iniciado a discutirse en el Congreso Nacional de Honduras.

Puntos como los procedimientos para la selección y nombramiento de los consejeros miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE), son hasta ahora los pocos consensos de esta nueva ley que estaría conformada por 33 artículos.

No obstante, las diferentes bancadas de los partidos políticos representadas en el Congreso Nacional (CN) dieron inicio el pasado miércoles con la discusión y aprobación de la nueva Ley Electoral de cara a las próximas elecciones primarias programadas para marzo de 2021.

Aunque la sesión para la discusión ha sido cancelada, se espera que esta semana continúen los debates a fin de acordar y dar vida a la Nueva Ley Electoral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here