En febrero arrecia lucha de hondureños por el TPS

0
281

Tegucigalpa – Febrero es un mes “crucial” para la lucha por el Estatus de Protección Temporal (TPS), y algunos líderes hondureños que aún guardan la esperanza que el programa que protege de la deportación y otorga un permiso de trabajo, sea reactivado y renovado para los más de 44 mil “catrachos” que gozan de ese beneficio migratorio.

-En 1999, el entonces presidente Bill Clinton (1993-2001) otorgó el TPS a los hondureños que ya estaban en Estados Unidos debido a la destrucción causada por el huracán Mitch.

En ese sentido, el representante de la Asociación de Hondureños del Norte de California (Ahnca), Mariano Guzmán, indicó que del 9 al 13 de febrero se concentrarán en Washington donde exigirán a congresistas y senadores aprobar una ley que proteja a los tepesianos.

Enfatizó que como líderes de la comunidad hondureña esperan reunir entre tres mil y cinco mil personas en la capital estadounidense durante esos días para exigir una solución para los inmigrantes que se acogen a este programa migratorio.

“La idea es reunir entre tres y cinco mil personas, ojalá el clima nos ayude, para poder llevar a la mayor cantidad de gente que queremos”, confió el líder hondureño.

Recordó que son ciudadanos de 13 países que acogen a este programa migratorio concedido a Honduras después del paso devastador del Huracán Mitch.

Explicó que la convocatoria es para toda la comunidad tepesiana asentada a lo largo y ancho del territorio estadounidense.

Adelantó que dentro del programa que esperan cumplir se encuentra una marcha de los participantes exigiendo la renovación del programa que ya fue cancelado para los hondureños.

Programa cancelado

Cabe señalar que el gobierno de Estados Unidos anunció el 04 de mayo de 2018 el fin del TPS para Honduras y dio un margen de 18 meses a sus beneficiarios para que regresen a su país o busquen otra vía para regularizar su situación migratoria.

En un comunicado, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos anunció el fin del TPS que desde 1999 permitía a miles de hondureños residir y trabajar en Estados Unidos, aunque les dio un plazo de 18 meses, hasta el 5 de enero de 2020, para que busquen otra solución.

El Departamento de Seguridad Nacional decidió acabar con el TPS para Honduras después de haber evaluado las condiciones sobre el terreno y haber concluido que las circunstancias que provocaron su designación, la devastación del huracán Mitch, ya no están presentes y, por tanto, debe expirar ese permiso.

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, determinó que la “interrupción de las condiciones de vida en Honduras por el huracán Mitch que sirvió de base para su designación del TPS ha disminuido a tal grado que ya no debería ser considerado sustancial”, explicó el Gobierno en su comunicado.

El presidente estadounidense, Donald Trump, participa en una reunión sobre el tráfico de personas en el sur de la frontera, este viernes en Washington (EEUU). EFE

 Trump dispuesto a negociar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presentó el pasado 19 de enero una propuesta a los demócratas que incluye la extensión de dos programas migratorios cancelados por él mismo, a cambio de financiación del muro en la frontera.

En un discurso desde la Casa Blanca, el mandatario ofreció una prórroga de tres años para los llamados soñadores, como se conoce a los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), y para los afectados por la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TPS), que protege de la deportación a cientos de miles de inmigrantes.

Trump detalló que su plan contempla “tres años de alivio legislativo para 700 mil receptores de DACA”, lo que, según él, les puede permitir tener acceso a “permisos de trabajo, números de la seguridad social y protección ante la deportación”.

También estipula “tres años de extensión del TPS, lo que significa que 300 mil inmigrantes cuyo Estatus de Protección afronta su terminación tendrán ahora otros tres años de certidumbre, con lo que el Congreso podrá trabajar en un acuerdo de inmigración más amplio”, indicó.

Precio de ampliación

Como reza un dicho que nada es gratis en la vida, en esta ocasión el precio de la renovación del TPS serían fondos para la construcción del muro fronterizo prometido en campaña.

De hecho, la propuesta del mandatario estadounidense recoge cinco mil 700 millones de dólares “para el desarrollo estratégico de barreras físicas, o el muro”, precisó Trump su propuesta del 19 de enero.

“Esto no es una estructura de hormigón de dos mil millas (unos tres mil 220 kilómetros) de mar a mar. Son barreras de acero en ubicaciones de alta prioridad”, matizó.

Agregó que en la mayoría de la frontera con México hay barreras naturales como “montañas y agua”, y subrayó que ya hay muchos kilómetros de valla construida, como las 250 millas (unos 402 kilómetros) que se están erigiendo actualmente, de acuerdo con sus datos.

“Nuestra petición añadirá otras 230 millas (unos 370 kilómetros) este año”, dijo.

El presidente consideró que si se construye el muro “la tasa de delitos y el problema de las drogas se reducirán rápidamente” en Estados Unidos.

TPS

El TPS fue aprobado en 1998 como un apoyo de EEUU en la reconstrucción de Honduras por los estragos causados por el huracán Mitch.

Específicamente el TPS se creó bajo la Presidencia del republicano George H.W. Bush (1989-1993), cuando el Congreso estableció un procedimiento que permite al Gobierno otorgar un permiso temporal de residencia y trabajo a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos, epidemias o desastres naturales.

De acuerdo a la Cancillería hondureña actualmente se encuentran protegidos bajo el TPS unos 44 mil connacionales.

Al inicio del TPS más de 100 mil hondureños se acogieron a este programa que ha tenido 13 prórrogas y una extensión automática de seis meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here