Denuncian política de EEUU de negar asilo bajo excusa del coronavirus

0
4098
Migrantes guatemaltecos bajan del avión que los trajo desde El Paso, Texas. EFE/Esteban Biba/Archivo

Nueva York – La política de Estados Unidos de negar asilo para evitar la propagación del coronavirus ha puesto en peligro a inmigrantes a quienes está enviando a sus países en Centroamérica, «a la misma violencia y miedo de los que huyeron», advirtió este jueves el Comité Internacional de Rescate.

Igualmente advirtió que la situación para los solicitantes de asilo se agrava por sistemas de salud frágiles que no están preparados para enfrentar la pandemia, que también afecta a Latinoamérica.

De acuerdo con la organización, la Administración del presidente Donald Trump continúa enviando a deportados con la justificación de mantener a este país a salvo, poniendo en riesgo a otras naciones con sistemas de salud pública frágiles, que ya contribuyen a la propagación del virus en Guatemala y Honduras.

«Otra nueva forma de deportación rápida está ocurriendo en la frontera sur de Estados Unidos que evita que los que buscan asilo soliciten protección de conformidad con sus derechos en virtud de las leyes estadounidenses e internacionales», advirtió Olga Byrne, directora de Inmigración del Comité Internacional de Rescate (International Rescue Committe) en un comunicado.

En lugar de desarrollar una forma de procesamiento «efectiva, digna y humana» de solicitudes de asilo para personas que escapan de la violencia, la Administración de Trump está «utilizando la crisis» de coronavirus para evitar el debido proceso y regresarlos a sus países, agregó.

«La Administración ha fallado en reconocer que se trata de una pandemia global y se deben hacer esfuerzos para mitigar la propagación del virus en todas partes, no solo en un solo país», señaló Byrne.

El Comité indicó además que las restricciones en los viajes para mitigar la propagación del coronavirus deben gestionarse de manera que se mantengan los estándares de protección de los refugiados y se adhieran al principio de no devolución.

Indicó igualmente que trabaja junto con otras organizaciones en la frontera para identificar a las personas vulnerables de contagiarse con el COVID-19 para presentar solicitudes de libertad condicional humanitaria en su nombre.

«Los deportados llegan todos los días, arriesgándose a una mayor propagación de la infección por COVID-19 en América Central y agotando los recursos limitados de los gobiernos centroamericanos que están preparando los sistemas de salud para atender a una población ya vulnerable», denunció por su parte Meg Galas, directora del Comité Internacional de Rescate para El Salvador, Honduras y Guatemala.

Indicó además que por lo regular llegan de tres a cuatro vuelos a la semana y que se envían a los deportados a centros de cuarentena.

Recordó que el pasado martes tres niños no acompañados fueron regresados a El Salvador. «Sabemos que hay al menos nueve niños no acompañados en los centros de cuarentena en El Salvador en este momento», lamentó.

«Los deportados están siendo enviados de vuelta a la violencia de la que intentaban escapar», sostuvo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here