El “tridente mortal” acentúa amenazas a la salud de los hondureños

0
667

Tegucigalpa– La salud de los hondureños enfrenta la amenaza del llamado “tridente mortal” de epidemia que conforman el zika, dengue y chikungunya, cuya propagación se acentuará en la segunda mitad de este 2019, según prevén los expertos.

-“El país tiene todas las condiciones para que la epidemia sobrepase la tasa de mortalidad registrada años atrás”, advirtió la epidemióloga Roxana Araujo.

-Se prevé que en el segundo semestre resurge el temido tridente zika, dengue y chikungunya.

-El dengue grave en Honduras ha cobrado la vida de 44 personas y se investigan 32 decesos más.

Estas epidemias vienen a debilitar la ya deteriorada salud de la población que enfrenta uno de los momentos más difíciles con la sola propagación del dengue.

sala dengue

La emergencia declarada por la alarmante cifra del dengue en Honduras, ha encendido las alarmas entre la población y las autoridades del país, principalmente en las zonas más pobladas donde la enfermedad se ha propagado provocando una epidemia que se estima superará los casos ocurridos hace casi una década, cuando la arbovirosis  cobró la vida de 83 personas.

Las autoridades de la Secretaría de Salud decretaron una emergencia en 12 departamentos del país debido a la alarmante cifra de casos y defunciones que a la fecha suman 44 y más de 12 mil casos a nivel nacional.

La emergencia ha obligado a abrir salas especialmente para atender los cuadros febriles tanto en niños como en adultos, al grado que se atienden hasta dos menores en una misma cama debido al incremento de la epidemia, especialmente en el norte del país.

Las autoridades de los diferentes centros asistenciales han señalado que el dengue se expande y  a diario se atienden entre 70 y 150 casos de pacientes con sospecha de la enfermedad. En la mayoría de los casos se detecta un dengue clásico por lo que los pacientes se recuperan en sus hogares, sin embargo, también se observan cuadros graves en personas que deben ser internadas.

niño en brazos

Atención a tiempo

“Yo me vine inmediatamente de Tela, porque me les dio una calentura muy fuerte a mis hijas, me alertaron que podría ser dengue, por lo que decidí traerlas al hospital”, relató a Proceso Digital, Eva Aguilar, madre de dos niñas.

Eva Aguilar es una madre de 36 años, originaria de Tela, costa caribeña de Honduras, quien actuó con prontitud al percatarse que sus hijas Alondra Jazmín y Rihanna Hilary Sánchez, sufrían de una fiebre que con el pasar de las horas se fue haciendo más grave.

Mientras Eva visitaba a sus hijas en la sala de pediatría del bloque Materno Infantil del Hospital Escuela Universitario (HEU), reafirmó la importancia de actuar oportunamente para evitar un desenlacé fatal de la enfermedad.

“No parecía que la situación era tan difícil, pero ya el lunes cuando las ingresé al hospital, el doctor me informó de la gravedad de la enfermedad, una de mis hijas tenía dengue clásico y la otra niña estaba con signos de alarma, pero gracias a la atención médica,  ya ha sido estabilizada”, acotó la joven madre.

Destacó que el equipo médico del Hospital Escuela se ha esmerado para atender no solo a sus hijas sino también a todos los pacientes que llegan con la mortal enfermedad. “Gracias a Dios que todo ha salido bien porque de la noche a la mañana, en cuestión de horas, mis hijas pudieron haber muerto”, destacó.

Agregó que no automedicó a sus hijas, sino que buscó una clínica y esa fue la mejor decisión de su vida porque sus hijas ahora están a salvo, recuperándose.

Indiferencia social

encargada de sala

Dra. Sonia OrellanaAnte la indiferencia de la población, la pediatra del Hospital Escuela Universitario, Sonia Orellana, lamentó que la comunidad no esté siguiendo las recomendaciones que hacen las autoridades sanitarias del país, ya que los índices de ingreso de pacientes por causa de dengue siguen siendo altos.

Criticó que la población todavía esté esperando que sea el gobierno el que vaya a limpiar las viviendas,- «eso no puede ser, necesitamos unirnos todos para poder hacerle frente a la enfermedad», dijo. 

La galena indicó que solo en su turno comprendido entre las 7:00 de la mañana y la 1:00 de la tarde, atiende a 12 niños con sospecha de dengue al día, lo que indica que al menos, ocho de estos menores, están siendo ingresados por la enfermedad causada por la picada del vector.

niño con dengue

Evolución rápida en niños

La profesional de la medicina recordó que “donde no hay suciedad, no existirá zancudo ni enfermedad, entonces si hay fiebre, les pido que se acerquen al centro de salud más cercano, porque todos los médicos están capacitados para atender el dengue”.

Advirtió que el dengue ahora tiene un comportamiento diferente porque ya los niños en el segundo día sienten dolor abdominal, vómito y sangrado de nariz, eso ya es grave y amerita un ingreso inmediato a un hospital.

Combate y no prevención

Roxana AraujoLa exministra de Salud, y epidemióloga, Roxana Araujo, manifestó a Proceso Digital que tras la declaratoria de emergencia,Honduras debe de combatir la enfermedad y no prevenirla ya que la cepa está propagada en gran parte del territorio nacional.

La experta indicó que cuando un paciente ha sufrido dengue, queda afectado para adquirirlo por ese serotipo específico, pero no así para el resto de serotipo a los que queda susceptible con manifestaciones más graves de la enfermedad y eso la hace mortal.

Recordó que la complejidad de la enfermedad se da por dos factores, uno por el vector que la transmite y el otro es el virus que se divide en cuatro serotipos.

Agregó que el país tiene todos los factores condicionantes para que la epidemia sobrepase una tasa de mortalidad registrada en años precedentes.

En ese sentido, explicó que en este momento no se debe de hablar de prevención sino de combate o controlar la epidemia.

Señaló que desde enero que se reportaron los primeros casos se debió fomentar la prevención de la enfermedad y ahora persiste una curva ascendente del dengue.

sala de recuperación

Región norte la más afectada

Explicó que el zancudo transmisor de la enfermedad se propaga más fácilmente en las ciudades con mayor población, es por ello que la zona norte se ha convertido en uno de los lugares donde el dengue está haciendo estragos.

Explicó que además el clima favorece para que se propaguen enfermedades tropicales como el dengue, chikungunya y el zika, tridente de enfermedades cuyos casos se incrementan en el segundo semestre del año.

En ese sentido, sostuvo que la población debe eliminar el vector adulto de la enfermedad y hacer conciencia que la limpieza es la única forma para eliminar el zancudo transmisor.

Aseguró que la tarea es de toda la población.

sala de niños

Decesos superarán los ocurridos en 2010

La exministra de Salud, señaló que en 2010 se registró una de las epidemias más grandes de dengue cuando 83 personas perdieron la vida y al final del año se cuantificaron más de 60 mil casos de dengue clásico y 11 mil personas hospitalizadas por dengue hemorrágico, hoy conocido como dengue grave.

Apuntó que el mayor número de defunciones ocurrió en el Distrito Central, donde el 50 por ciento de los casos se registraron en esta parte del país.

“En este 2019, los decesos suman 44 y están en investigación 32 casos y estamos a mitad del año, por lo que se prevé que la suma de fallecidos incremente y sobrepase los registrados hace casi una década”, previó.

Recordó que con la reintroducción del dengue en las Américas en 1975, se dio una gran epidemia del dengue clásico en la costa norte donde se registraron 100 mil casos.

Refirió que cada cuatro o cinco años se presentan picos de la enfermedad, pero actualmente ese ciclo se ha vuelto anual.

Otras epidemias se presentaron en 1998, 2002, 2007, 2010, 2013, 2015 con las arbovirosis del zika, chikungunya, las influencias y la alerta que se tiene por la fiebre del mayaro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here