Gestan confederación de organizaciones hondureñas pro inmigrantes

0
1131
La sombra de migrantes hondureños fue registrada este martes al proyectarse sobre una bandera de su país, antes de continuar su viaje hacia la frontera entre Guatemala y México, en Esquipulas (Guatemala). EFE

Tegucigalpa – Ante las acciones antiinmigrantes del presidente estadounidense Donald Trump manifestada en la cancelación de varios programas migratorios como el Estatus de Protección Temporal (TPS), varias organizaciones de hondureños buscan confederarse en Estados Unidos.

-Los líderes de las distintas organizaciones de hondureños en EE. UU. coinciden que las ideologías políticas mantienen dividida a la sociedad aún fuera de las fronteras.

-Se estima que solo en EE. UU. más de un millón de hondureños han establecido su hogar, pero poco menos de una decena de organizaciones les representa a nivel nacional.

Así lo informó el representante de la organización Hondureños Unidos en Los Ángeles (HULA), Leoncio Velásquez, quien explicó que es un objetivo el cual persiguen desde hace varios meses.

“Los congresistas en Washington nos mostraron un lápiz y lo rompieron fácilmente, luego hicieron lo mismo con cinco lápices y no pudieron quebrarse, lo mismo queremos hacer con todas las organizaciones”, manifestó.

El presidente de la organización Hondureños Unidos en Los Ángeles (HULA), Leoncio Velázquez, visitó la sala de redacción de Proceso Digital y Departamento 19.

Consideró que logrando una confederación puede hacer mayor incidencia entre el Congreso y los distintos poderes políticos ya que, el presidente Donald Trump no cuenta con el poder absoluto en ese país.

La confederación lo que busca es dar respuesta ante la retórica antiinmigrante que promueve Trump desde la Casa Blanca, reafirmó el líder hondureño.

Año político

El dirigente de la comunidad hondureña consideró que es un buen tiempo para confederarse ya que se trata de un año político en EE. UU. y de las elecciones de noviembre próximo dependerá el futuro de miles de inmigrantes.

Explicó que en varios estados de ese país existen distintas organizaciones bien constituidas, pero buscan algo más, aglutinar a todas las representaciones hondureñas en una confederación.

Lamentó que el ego de algunos líderes hondureños y la intromisión de los propios políticos no han permitido hasta ahora poder lograr el objetivo de la confederación.

No obstante, se mostró optimista ante una posible confederación de las organizaciones hondureñas durante los próximos meses.

Manifestantes sostienen mensajes a favor del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS) durante una concentración, el viernes 9 de noviembre de 2018, frente a la Casa Blanca en Washington, DC. EFE/Archivo

Dejar diferencias políticas

De su parte, Mariano Guzmán, representante de la Asociación de Hondureños del Norte de California (Ahnca), realizó un llamado a la unidad y a dejar las diferencias políticas para poder afianzar a todas las organizaciones hondureñas en una sola representatividad a nivel nacional en Estados Unidos.

“La política en este momento nos está perjudicando, el llamado es a todos los líderes para que dejemos las diferencias y luchemos como una unidad”, exteriorizó.

 Enfatizó que, si la comunidad hondureña se encuentra dividida, cualquier lucha será difícil.

“Si estamos divididos va a ser difícil, ese es el llamado a todas las organizaciones, cómo líder del norte de California les hago un llamado para que pongamos nuestra conciencia a trabajar y podamos salir adelante”, zanjó.

Lucha de cuatro meses

De su lado, el líder hondureño en Estados Unidos, presidente de la Fundación 15 de Septiembre, Juan Flores, con sede en Miami, Florida, puntualizó que aunque el objetivo de la confederación data desde hace varios años, ha sido una lucha constante durante los últimos cuatro meses.

El líder hondureño Juan Flores.

“Sobre la confederación ya tenemos cuatro meses de trabajar en este proyecto, ya se han tenido reuniones con líderes comunitarios, pero lastimosamente hace falta voluntad de ellos”, acotó.

Coincidió que las ideologías políticas han dividido a la comunidad y hasta han llegado a destruir la organización de estos.

“El gran problema es que los hondureños han emigrado con ideologías de partidos políticos y cuando se expone algo primero piensan si son nacionalistas o de oposición y esto destruye al migrante”, comentó.

“El migrante debe entender que ningún partido político le ha ayudado a la comunidad migrante”, cerró. (RO)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here