Gobierno logra que ICE sea una «agencia sensible» y la exime de transparencia

0
1302
Imagen tomada del exterior del Centro de Detención de Inmigrantes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en Adelanto, California. EFE/Iván Mejía/Archivo

Miami – La Administración del presidente Donald Trump logró que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) sea catalogada como una agencia «sensible» y por ende no esté obligada a hacer pública información de sus oficiales y empleados, informa este jueves The Nation.

La nueva clasificación pone a los oficiales y empleados de esta agencia federal al mismo nivel que altos oficiales de inteligencia y los blinda ante la difusión de sus nombres, cargos y salarios, entre otros datos usualmente a disposición pública en el marco de la Ley de Libertad de Información (FOIA).

El medio cita un memorándum firmado por el director interino de la agencia federal, Matthew Albence, en el que informa que el pasado 11 de junio «la Oficina de Administración de Personal (OPM, en inglés) aprobó la solicitud de ICE de ser identificada como una agencia «de seguridad/sensible» para fines de la Ley de Libertad de Información (FOIA)».

La designación, agrega el memo, asegurará que la OPM «retenga toda la información de identificación personal (PII) relevante de todo el personal de ICE» de cara a solicitudes de FOIA y tal como lo hace para fiscales y otras agencias del orden federales.

La nueva designación, un largo reclamo de ICE según el memo, aplica tanto a los agentes como al resto de empleados de la agencia federal, quienes quedan al amparo de la «excepción 6 de la FOIA (invasión injustificada de la privacidad personal)».

Aunque en su mensaje, fechado el 26 de junio, Albence no da ejemplos, el directivo señaló que la nueva designación era necesaria dado «el aumento de las amenazas, la intimidación» contra los empleados de ICE.

A partir de las estrictas políticas migratorias emprendidas por la actual Administración del presidente Donald Trump las sedes de varias oficinas de ICE en el país se han convertido en escenario de varias protestas en los últimos años.

El año pasado, el entonces jefe del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan, dijo que el ataque a un centro de detención de ICE en Tacoma (estado de Washington) era «el último entre otros ejemplos recientes de violencia y hostilidad» hacia los empleados federales de Inmigración.

The Nation recordó que en febrero pasado la Administración Trump también logró que la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) fuera clasificada como una «agencia de seguridad» y por tanto inmune a los alcances de la FOIA.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here