Honduras busca contener a “coyotes” que convocan a caravanas

0
1348

Tegucigalpa– Tras los llamados a formar parte de las caravanas migrantes, las fuerzas del orden han reforzado los operativos para contener el tráfico de personas e incrementar la captura de traficantes de personas, conocidos como “coyotes”.

Más de 350 traficantes de personas han sido capturados entre 2017 y 2020.

-Este año más de una docena “coyotes” han sido detenidos en diferentes partes del territorio nacional.

Los “coyotes” son conocidos en este país centroamericano como las personas que trasladan por la ruta migratoria a migrantes, por lo que les cobran una fuerte cantidad de dinero para llevarlos hasta Estados Unidos.

Estas personas tienen vínculos en todos los países para poder traficar con seres humanos, y muchas veces han sido abandonados y estafados por estas personas.

Tras los llamados a formar parte de las caravanas, las autoridades hondureñas han señalado que detrás de estas convocatorias está el crimen organizado que siempre permanece activo.

Iglesias y escuelas, objetivos de los “coyotes”

El analista en temas de migración, Ricardo Puerta, explicó que es imposible hablar de migración sin mencionar a los “coyotes” que realizan una actividad ilegal.

Detalló que los coyotes reclutan en sitios como las iglesias y escuelas, donde el próximo cliente que ellos tienen es una persona satisfecha porque logró pasar a su objetivo y así sucesivamente van creando una cadena de personas que buscan de sus servicios.

“Yo conozco una familia integrada por 28 personas que todos se fueron de forma ilegal a Estados Unidos utilizando el mismo coyote”, refirió.

Constante mutación

Por su lado, el subdirector de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), comisionado José Andony Hernández, dijo a Proceso Digital que el crimen organizado constantemente está mutando y buscando la forma de cómo adquirir dinero.

“Una de las formas que hemos detectado son las caravanas, donde hacen un gran movimiento a través de las redes sociales para que los hondureños emprendan la ruta, pero son pocos los grupos de personas que siguen por puntos ciegos acompañados de traficantes que les cobran una fuerte cantidad de dinero”, detalló.

Agregó que con esa información se realizan constantes operativos para capturar a esas personas y ponerlas a las órdenes de la justicia para su formal procedimiento judicial.

Añadió que se realiza un trabajo investigativo con organismos de otros países para identificar a los traficantes, que utilizan diferentes medios, y que constantemente están mutando y viendo cómo evadir los sistemas y controles para alcanzar su cometido.

Controles para evitar tráfico

A criterio del comisionado Julián Hernández, titular de  la Dirección Nacional de Servicios Policiales Fronterizos (DNSPF), las caravanas migrantes incrementan los delitos relacionados  con el crimen organizado dedicados a la trata de personas.

En ese sentido, señaló que para garantizar la integridad y seguridad de los hondureños han intensificado los controles y se mantienen permanentes   en los puestos fronterizos habilitados y no habilitados a fin de garantizar la protección de la población y evitar el tráfico irregular de personas.

Además, se trabaja en un plan de seguridad integral para la protección de los migrantes que salen y entran al país, y evitar que sean víctimas de  personas que tienen antecedentes delictivos.

Más de 350 detenidos en cuatro años

Según las estadísticas de la Policía Nacional, entre 2017 y 2020 se han capturado a 359 personas acusadas por el tráfico ilegal de personas,  muchos de los cuales han sido detenidos en movilizaciones masivas, indicó.

Detalló que  las capturas se han incrementado de forma significativa desde 2017; en ese año se detuvieron 23 traficantes de personas; en 2018, otros 56; en 2019 se reportaron 120 capturas y el año anterior 160.

“La Policía Nacional ha venido trabajando fuertemente y estas personas que han sido detenidas es producto de un proceso de investigación que se ha venido dando”, apuntó.

Gente sin escrúpulos

De su lado, el canciller hondureño, Lisandro Rosales, señaló que las caravanas son promovidas por “gente sin escrúpulos que lo que buscan es movilizar personas, pero con otros objetivos”.

“Hemos sido informados que cuando llaman a este tipo de caravanas hay personas que se dedican a la trata de persona y se apoderan de grupos de 30 a 50 personas para que paguen el viaje y el resto solo sirve de mampara, utilizados para que un grupo sea el que pase de forma clandestina”, arguyó.

“No hagan uso de este tipo de actividades, la situación es crítica lo sabemos, pero se están haciendo todos los esfuerzos para sumar a todos en la reconstrucción del país”, recomendó.

En ese sentido, hizo un llamado a la población para que no sean engañados ya que muchas veces estas personas solo las dejan abandonadas en otros países y cobran grandes cantidades de dinero.

Continúa investigación a policías

Las autoridades policiales y del Ministerio Público continúan  con las investigaciones de una red de tráfico de trata humana, confirmaron a Proceso Digital fuentes de la institución policial.

La posisión geográfica de Honduras hace que el país sirva de tránsito para los migrantes de diferentes continentes que buscan llegar a Estados Unidos, siguiendo la ruta migratoria.

En ese sentido, un grupo de personas habían establecido una red, entre ellos miembros de la Policía Nacional, para trasladar a los migrantes de frontera a frontera, sin levantar sospechas.

En tal razón, el Ministerio Público en una acción sin precedentes, contra una de las estructuras criminales más grandes dedicada al tráfico de personas en Honduras, efectuó en siete ciudades simultáneamente la Operación Chakal.

En dicha operación se capturaron 16 personas, entre ellos seis miembros de la Policía Nacional, tras ser presentado ante los juzgados, el juez que lleva la causa dictó detención judicial  a 14 de los detenidos.

Según el subdirector de la DPI, el 4 de febrero se capturó a un miembro de dicha estructura cuando transportaba a cuatro personas en el sector de Tulian, en Puerto Cortés, norte del país.

“Esta persona es uno de los cabecillas de la red y ya fue puesto a las órdenes de los tribunales”, indicó.

Las acciones contra esta red de tráfico de migrantes continúan por parte de las autoridades de investigación hasta lograr que la misma sea desarticulada en su totalidad, apuntó.

Capturas en 2021

En lo que va del año los miembros de la Policía Nacional han realizado constantes operativos con el objetivo de desarticular bandas dedicadas al tráfico humano.

El 24 de enero, las autoridades reportaron la captura de tres supuestos “coyotes” y la retención de cinco cubanos en la zona sur de Honduras.

Por su parte, los extranjeros requeridos fueron puestos a las órdenes del Instituto Nacional de Migración (INM), en Choluteca.

El 26 de enero, se reportó la captura de dos supuestos “coyotes” en el norte de Honduras, quienes transportaban a cinco ciudadanos hondureños, dos adultos y tres menores de edad.

El 27 de enero, las autoridades reportaron la captura de tres sospechosos de tráfico de personas en Choluteca, integrantes de una estructura criminal dedicada al tráfico ilegal de personas.

El 4 de febrero, fue detenido otro supuesto “Coyote” en el norte de Honduras cuando transportaba a cuatro personas sobre quienes las autoridades no dieron a conocer su nacionalidad.

El 12 de febrero, fue detenido un supuesto  traficante de personas cuando realizaba el traslado irregular de cuatro ciudadanos originarios de Cuba, en la ciudad de Choluteca, sur de Honduras.

El 3 de marzo, fueron capturados tres supuestos traficantes de personas en el sector de Corinto del municipio de Omoa, en el departamento de Cortés, norte de Honduras.

El 7 de marzo, un supuesto traficante de personas de nacionalidad guatemalteca fue detenido por agentes policiales que realizaban un operativo en el sector de El Florido del municipio de Copán Ruinas, occidente de Honduras y quien trasladaba a tres personas entre ellos dos menores.