Honduras busca recursos externos para infraestructura dañada por Iota y Eta

0
1163
Vista hoy de los escombros dejados por la crecida del río Choluteca a causa de las tormentas tropicales Eta y Iota, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/ Gustavo Amador

Tegucigalpa – Honduras busca financiación a nivel internacional para rehabilitar su infraestructura dañada por las tormentas tropicales Iota y Eta que han dejado más de 3,5 millones de hondureños afectados, mientras continúan las jornadas de limpieza en las comunidades que más sufrieron por el paso de los fenómenos.

La estatal Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H) indicó este viernes que el país requiere alrededor de 12.000 millones de lempiras (487 millones de dólares) para atender los daños estructurales en infraestructura afectada por las tormentas Iota y Eta.

«Es una cifra que se queda corta» para atender los daños en la infraestructura, aseguró uno de los comisionados de la Comisión Interventora de Invest-H, Gustavo Boquín.

Según datos preliminares, las tormentas Iota y Eta dejaron en Honduras 45 puentes destruidos y 55 dañados, así como cientos de kilómetros de «patrimonio vial afectados por hundimientos, cortes y derrumbes», añadió.

«Esto es una catástrofe jamás antes vista», subrayó Boquín, quien explicó que el Gobierno de Honduras y la estatal Invest-H buscan «fondos externos» a través de créditos o cooperación para rehabilitar la infraestructura afectada.

Destacó que la asignación presupuestaria de Invest-H -unos 4.500 millones de lempiras (182,5 millones de dólares)-, resulta «insuficiente» para la reconstrucción de la infraestructura, por lo que es necesario «trabajar fuerte en la respuesta a la emergencia».

DAÑOS EN CARRETERAS EN DEPARTAMENTOS PRODUCTORES DE CAFÉ

Los pobladores de los departamentos del occidente del país centroamericano, los mayores productores de café, han sufrido muchos daños en las carreteras de acceso y caminos hacia las zonas donde se cultiva el grano el principal producto de exportación de Honduras.

De acuerdo con un informe del Instituto Hondureño del Café (Ihcafe), al menos 2.183 kilómetros de carretera han quedado totalmente incomunicados, lo cual afecta a 185 de los 224 municipios que cultivan el grano aromático.

A nivel de producción, las lluvias han provocado una reducción de hasta 156.000 quintales de café oro (sacos de 46 kilos) y la pérdida de la capacidad productiva para las siguientes cosechas de hasta 6.100 manzanas.

Boquín anunció que ya están «listos» los contratos para que las empresas constructoras comiencen la atención en los tramos carreteros de acceso a las zonas productivas de café para que los productores puedan cortar a tiempo la cosecha 2020-2021.

«Para la Comisión Interventora resulta de prioridad atender las solicitudes de los cafetaleros y hemos dado respuesta al sector porque representa a un rubro muy prioritario en el sustento de la economía nacional tomando en cuenta que si no se logra sacar la producción se ponen en riesgo mil millones de dólares que percibe la exportación del grano», señaló.

Invest-H cuenta con alrededor de 800 millones de lempiras (32,4 millones de dólares) para atender la emergencia y se ha decidido priorizar en la habilitación y mantenimiento de 3.000 kilómetros en 11 de los 18 departamentos del país, agregó.

«Ya se tiene identificado el primer paquete de 1.400 kilómetros, por lo que las empresas han comenzado a movilizar maquinaria para iniciar de inmediato con la habilitación, mientras que el segundo paquete de 1.600 se iniciará la atención la próxima semana», precisó Boquín.

Más de 3,5 millones de hondureños fueron afectados por las inundaciones, que mantienen cerrado el Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales, de San Pedro Sula, norte, y miles de damnificados continúan esperando ayuda en sus comunidades o en albergues, mientras que en algunas zonas afectadas siguen las jornadas de limpieza.

CONSEJO CONSULTIVO ASEGURA QUE TRABAJARÁ CON INDEPENDENCIA

El Consejo Consultivo recién creado para trabajar en la reconstrucción de Honduras aseguró hoy que lo hará con independencia y tendrá apertura con todos los sectores de la sociedad que quieran contribuir en las tareas.

«El Consejo no administrará fondos ni proyectos, no realizará contrataciones ni establecerá asignaciones financieras de ningún tipo», indicó el ente en un comunicado.

Aseguró que su función es de apoyar al Gobierno en la generación de una propuesta técnica, de calidad y fundamentada en una visión macroeconómica global para la obtención de recursos que financien la reconstrucción del país por los daños provocados por los fenómenos naturales.

El Consejo Consultivo, que integran exfuncionarios hondureños, indicó que la propuesta se basará en la cuantificación de los daños que elabore la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El uso de los recursos será de manera «transparente, eficiente, sostenible, que respeten los derechos humanos con resultados medibles y restablezcan y mejoren las condiciones de vida y bienestar en Honduras», señala el comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here