Inmigración cumple orden sanitaria de juez por COVID-19 en centros de Florida

0
3959
Vista de varios inmigrantes detenidos por cruzar la frontera de EEUU. EFE/Rick Loomis / POOL/Archivo

Miami – Las autoridades migratorias de EE.UU. están suministrando máscaras y cumpliendo los protocolos de limpieza y distanciamiento en tres centros de inmigrantes en el sur de Florida por orden de una jueza, mientras le entregan un plan para descongestionar en un 75 % estos lugares debido al COVID-19, que incluye la liberación de aquellos que sean «elegibles».

En dos misivas enviadas a la jueza Marcia Cooke, los responsables del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de estos centros aseguraron que están haciendo limpieza periódica de dormitorios y baños, como también facilitado información en inglés, español y creole sobre el distanciamiento y las medidas sanitarias para evitar el contagio del nuevo coronavirus.

Las cartas, a las que tuvo acceso Efe, detallan que las máscaras se cambiarán cada semana, que están dotando de agua, jabón y paños desinfectantes, como también de lavado periódico toallas y ropa de cama.

La jueza Cooke ordenó a ICE evaluar la pronta liberación de 58 inmigrantes que demandaron precarias condiciones de protección y aislamiento por COVID-19 en los tres centros y presentar un plan para reducir el 75 % de los detenidos, que incluye la liberación o el traslado a otros centros de detención.

En su fallo del jueves pasado urgió a ICE evaluar quiénes de los demandantes deben ser liberados de inmediato «a la luz de COVID-19» teniendo en cuenta su estado de salud, posibilidad de fianza, estado migratorio, historial migratorio e historial criminal previo.

«Es importante tener en cuenta que los peticionarios en el presente caso son meramente detenidos civiles, no presos criminales condenados», recalcó la jueza.

Además ordenó a ICE presentar esta semana un informe sobre las «alternativas» a la detención para reducir en un «75 %» la capacidad de cada uno de los tres centros de detención para cumplir con los protocolos sanitarios federales debido al COVID-19.

La jueza favoreció así parte de una demanda judicial presentada por inmigrantes que alegaron riesgo de contagio en los tres centros de detención, todos en el sur de Florida, donde se concentra la mayoría de los más de 36.000 casos confirmados del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

«Hay suficiente evidencia para determinar que las condiciones en los tres centros de detención constituyen una violación de los detenidos», señaló la jueza según los documentos judiciales a los que tuvo acceso Efe.

Detalló, por ejemplo, que en Krome no solo es «prácticamente imposible mantener la distancia social» ordenada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU. sino que «las condiciones empeoran a diario».

La demanda colectiva fue presentada por grupos civiles, entre ellos el Southern Poverty Law Center (SPLC), que buscan la «liberación inmediata» de más de un millar de detenidos en los tres centros.

La querella urge permitir a estos inmigrantes cumplir con los protocolos de los CDC para evitar el contagio del nuevo coronavirus.

En Florida, más de 36.000 personas tienen casos conformados de del nuevo coronavirus y 1.379 han muerto, especialmente en los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach, en el sureste del estado. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here