Italia autoriza el desembarco de todos los migrantes del Mare Jonio

0
389
El barco ''Mare Jonio'' llega al puerto de Lampedusa, en Italia. EFE/Elio Desiderio/Archivo

Roma – Las autoridades italianas han autorizado por motivos sanitarios el desembarco de los últimos 31 migrantes que quedaban a bordo del barco Mare Jonio de la ONG italiana Mediterranea Saving Humans.

«Nos acaban de comunicar que dentro de poco la Guardia Costera hará desembarcar por motivos sanitarios a las últimas 31 personas que quedaban a bordo del Mare Jonio. Su odisea ha terminado y se ve un poco de humanidad en el horizonte», escribió la ONG en su cuenta de Twitter.

La decisión de desembarcar a estos migrantes rescatados en el Mediterráneo Central el pasado miércoles se adoptó tras subir a bordo un equipo de médicos enviados por el Ministerio de Sanidad.

El buque había enviado varias peticiones a las autoridades italianas para poder desembarcar ante una emergencia higiénico-sanitaria por falta de agua, y se encontraba estos días en aguas internacionales frente a Lampedusa

Una lancha de la Guardia Cistera está efectuando el transbordo de los migrantes desde el barco en alta mar.

Ayer fueron desembarcadas tres personas por razones médicas, pero entre los que quedaban a bordo se han dado casos de huelga de hambre o de sed.

Antes, las autoridades italianas autorizaron la llegada al puerto de Lampedusa de 64 personas, entre ellas 22 niños, y sus familias, las mujeres embarazadas y los enfermos, que también fueron transbordados en lanchas de la Guardia Costera, mientras se mantuvo la prohibición de entrar en aguas territoriales a pesar del mal tiempo con olas de hasta dos metros de altura.

Esta mañana, la Guardia de Finanza (policía de finanzas y fronteras) ordenó la incautación del barco Eleonore de la ONG alemana Mission Lifeline con 104 migrantes rescatados hace una semana y les condujo al puerto de Pozzallo (Sicilia).

El barco había violado la prohibición de entrar en aguas territoriales italianas y se dirigía a Pozzallo después de que un fuerte temporal se abatió durante la noche y alegando que las condiciones a bordo son «insostenibles».

El capitán del navío, Claus Peter Reisch, anunció en Twitter que declaraba el estado de emergencia y se dirigía al puerto.

Poco después a pocas millas de la costa de Sicilia una lancha de la Guardia de Finanzas se les acercó y subieron abordo algunos de los agentes.

Todavía espera frente a las costas de Lampedusa en aguas internacionales el barco Alan Kurdi de la ONG alemana Sea Eye con 13 migrantes, entre ellos ocho menores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here