Juez de Arizona revoca condena a voluntarias de grupo que auxilia a migrantes

0
1909
En los últimos años, voluntarios de No Más Muertes han encontrado docenas de cuerpos de migrantes indocumentados que han muerto en esta región de la frontera de Arizona. EFE/Eduardo Santana/Archivo

Tucson (AZ) – Una juez federal en Arizona anuló una condena penal emitida contra cuatro voluntarias del grupo No Más Muertes, determinando que actuaron bajo sus «creencias religiosas» cuando colocaron agua y comida dentro del Refugio Nacional de Vida Salvaje de Cabeza Prieta para salvar las vidas de migrantes indocumentados.

La juez de la Corte del Distrito Federal de Arizona, Rosemary Márquez, determinó que Oona Holcomb, Zaachila Orozco-McCormick, Natalie Hoffman y Madeline Huse lograron comprobar que sus acciones estaban basadas en sus creencias religiosas, una protección que les otorga el Acta de Restauración de Libertad Religiosa aprobada por el Congreso en 1993.

En enero del 2018, las voluntarias enfrentaron un juicio en la Corte Federal en Tucson donde fueron declaradas culpables de diferentes cargos menores, entre ellos manejar un vehículo y entrar a un refugio nacional sin autorización, y abandono de propiedad dentro del refugio de vida salvaje que se encuentra en la franja fronteriza.

La propiedad abandonada consistía en galones de agua y latas de comida que tenían el propósito de salvar las vidas de migrantes indocumentados, en un hecho ocurrió en agosto de 2017.

En los últimos años, voluntarios de No Más Muertes han encontrado docenas de cuerpos de migrantes indocumentados que han muerto en esta región de la frontera de Arizona.

La juez Márquez indicó en su decisión de 22 páginas emitida el lunes que estas violaciones «fueron cometidas mientras las voluntarias dejaban provisiones de comida y agua en una área desértica donde gente frecuentemente ha muerto por deshidratación».

En opinión de la juez las cuatro voluntarias entraron al refugio sin permiso siguiendo sus creencias religiosas, que las motivan a tratar de evitar más muertes y aliviar el sufrimiento.

Márquez fue un paso más adelante indicando que el Gobierno federal había fallado al presentar su caso ya que es dudoso que la conducta de las acusadas, , que habían sido multadas y recibido periodos de libertad condicional, tuviera un «efecto negativo» en las condiciones ambientales del refugio de vida silvestre.

El año pasado el Gobierno federal aceptó retirar cargos similares en contra de otros cuatro voluntarios del mismo grupo humanitario después de llegar a un acuerdo ante la corte.

La decisión de la juez Márquez constituye otra derrota para el Gobierno federal, que también presentó cargos contra Scott Warren, otro voluntario de No Más Muertes quien enfrentó dos juicios en 2019.

Warren enfrentó cargos por albergar migrantes indocumentados después de que la Patrulla Fronteriza arrestara a dos hombres dentro de un campamento de No Más Muertes cerca de la frontera de Arizona.

En el primer juicio en junio del año pasado el jurado no pudo llegar a un veredicto, y en el segundo juicio en noviembre, el jurado lo declaró inocente.

A raíz de estos casos, No Más Muertes lanzó la campaña «La Ayuda Humanitaria no es un Crimen», la cual recibió apoyo de diferentes organizaciones a través de todo el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here