Juez ordena liberación de inmigrante de 82 años y otros 3 detenidos por ICE

0
800
Un agente de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de Miami lleva arrestado a un presunto miembro de la pandilla "Mara Salvatrucha" (MS-13) que fue detenido el miércoles 15 de junio, en Lake Worth, en el sureste del estado de Florida (EEUU). EFE/Archivo

Los Ángeles – Una juez federal en San Francisco ordenó este jueves la liberación inmediata de cuatro detenidos por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), entre ellos un mexicano de 82 años, al considerar que son especialmente vulnerables al COVID-19.

La magistrada federal Maxine M. Chesney dijo en su fallo que «ninguno de estos (individuos) está en condiciones de limitar significativamente su exposición a COVID-19 mientras estaba en los centros de detención de Yuba o Mesa Verde», en California.

Chesney subrayó que la edad y las condiciones médicas de los detenidos los ponen en un grave riesgo en caso contraigan el virus.

La orden se da en respuesta a una demanda en nombre de 13 inmigrantes y entablada por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), el Comité de Abogados por los Derechos Civiles de la Bahía de San Francisco, y la Oficina del Defensor Público de San Francisco, entre otros.

«Es lamentable que tengamos que recurrir a los tribunales para obtener este alivio, ICE debería hacerlo por su cuenta”, advirtió el Defensor Público de San Francisco, Manohar Raju.

El fallo favorece al mexicano J. Elias Solorio López, de 82 años, a quién las autoridades le quitaron su residencia legal y está a las puertas de una deportación.

Solorio López sufre de varias condiciones médicas que requieren de atención especializada, y que sumado a su edad lo hacen una persona de alto riesgo si contrae el virus.

En la misma situación se encuentra Salomón Medina Calderón, un ciudadano mexicano de 56 años, padre de 6 hijos y abuelo de nietos, y quien ha residido en Estados Unidos los últimos 35 años.

El migrante, detenido en Yuba, al norte de California, sufre de diabetes, ceguera parcial y anemia.

«La respuesta abismal de ICE al COVID-19, incluida su negativa intransigente a prestar atención a los expertos en salud pública y liberar a tantos detenidos como sea necesario, viola la Constitución», dijo Jordan Wells, abogado de la Fundación ACLU del Sur de California.

En ese sentido Bree Bernwanger, miembro del Comité de Abogados por los Derechos Civiles del Área de la Bahía de San Francisco, calificó de valientes a los 13 demandantes por luchar por sus derechos.

“El Tribunal reconoció que ninguna política de inmigración es más importante que proteger la vida humana”, agregó.

Este martes ICE dijo al congreso que han identificado a 600 detenidos para su posible liberación porque han sido considerados «vulnerables» al coronavirus, y que como parte del esfuerzo había liberado a más de 160 detenidos.

Actualmente hay más de 35.000 inmigrantes bajo custodia de ICE en centros de detención.

ACLU ha encabezado cerca de 10 demandas en todo el país exigiendo la liberación de los migrantes más vulnerables, y urgiendo a garantizar las condiciones sanitarias para contener la pandemia dentro de los centros de detención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here