La factura petrolera de Honduras baja un 40,7 % en ocho meses por la COVID-19

0
2613
La compra de gasolina superior, por 120,6 millones de dólares, disminuyó en Honduras en un 43,5 % con relación al mismo lapso del año pasado, cuando fue de 213,4 millones de dólares, según cifras oficiales. EFE/David de la Paz/Archivo

Tegucigalpa – La factura petrolera de Honduras sumó 623,8 millones de dólares entre enero y agosto de este año, un 40,7 % menos que en el mismo período de 2019, y compró 1,9 millones de barriles menos de hidrocarburos, debido a la caída de la demanda causada por la contracción de la economía tras el coronavirus.

Así lo informó este domingo el Banco Central del país en un informe en el que detalló que la compra de combustibles, lubricantes y búnker para generación de energía eléctrica en los primeros ocho meses de este año bajó 427,6 millones de dólares respecto a los 1.051,4 millones pagados en el mismo periodo del año pasado.

Señaló que la reducción obedece a la menor demanda global de petróleo y un exceso de oferta de combustibles fósiles, especialmente durante el segundo trimestre de 2020, asociado al confinamiento para prevenir la expansión de la covid-19, que en Honduras ha dejado más de 92.000 contagios y 2.617 decesos.

Los hondureños pagaron 227,4 millones de dólares por la compra de diésel, un 40,2 % menos que los 380,5 millones que desembolsaron entre enero y agosto de 2019, añadió el reporte.

La compra de gasolina superior, por 120,6 millones de dólares, disminuyó 43,5 % con relación al mismo lapso del año pasado, cuando fue de 213,4 millones de dólares, según las cifras oficiales.

La importación de gasolina regular le costó al país centroamericano 79 millones de dólares, lo que supone un 36,8 % menos que los 125,1 millones pagados en el periodo de referencia del año pasado.

El organismo indicó que la compra de búnker, principal materia prima para la generación de energía térmica, por 140,3 millones de dólares, se redujo un 40,1 % con relación a los primeros ochos meses de 2019, cuando ascendió a 234,3 millones de dólares.

También señaló que se compraron 98,2 millones de dólares en queroseno, gas licuado para uso doméstico y lubricantes, según el informe del Banco Central.

Entre enero y agosto de 2020 se importaron 12,7 millones de barriles de derivados del petróleo, lo que representa 1,9 millones de barriles menos a los 14,6 millones comprados en el mismo período de 2019, enfatizó el emisor.

El Banco Central incluyó en la factura petrolera de los primeros ocho meses la compra de energía eléctrica que Honduras hizo a otros países centroamericanos, que no identifica, por 16,5 millones de dólares, un 8,4 % más que en el mismo periodo del año pasado, cuando se pagaron 15,3 millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here