La Fiscalía investiga foros de WhatsApp para alentar agresiones a migrantes en Canarias

0
962
Campamento que gestiona la Fundación Cruz Blanca para el Ministerio de Migraciones en el antiguo colegio León del barrio de El Lasso, en Las Palmas de Gran Canaria. EFE/ Elvira Urquijo A.

Las Palmas de Gran Canaria (España) – La Fiscalía española investiga a los participantes en varios foros de WhatsApp en los que se intentó organizar grupos para amedrentar o golpear a los inmigrantes en la isla de Gran Canaria (Atlántico).

La fiscal jefe de Las Palmas (capital de esa isla), Beatriz Sánchez, ordenó este lunes investigar varios mensajes y foros que circularon hace dos semanas con llamamientos expresos a desplazarse al sur de Gran Canaria en grupo para atacar a los inmigrantes que están alojados en algunos establecimientos turísticos reconvertidos temporalmente en refugios humanitarios, confirmó a Efe la fiscal jefe de la provincia.

Esta isla, ubicada frente a las costas africanas, registró en los últimos meses una llegada de inmigrantes que desbordó todos los servicios de asistencia, y en su muelle de Arguineguín, se formó un improvisado campamento durante más de cien días, que llegó a albergar 2.600 personas, hasta que poco a poco fueron desviadas a hoteles e instalaciones habilitadas por los militares.

Solo en el mes de noviembre, cuando se alcanzó el pico de llegadas, más de 5.000 migrantes arribaron a las Islas Canarias en pequeñas y precarias embarcaciones, y en todo 2020 llegaron 23.023 personas, un 756,8 % más que el año anterior, según datos del Ministerio del Interior español.

En paralelo, se produjo en los dos últimos meses un resurgir de voces en contra de esta inmigración masiva y las consecuencias que suponía para las islas y se llegó a comparar esa situación con las vividas en otras islas del sur de Europa como Lampedusa (Italia) o Lesbos (Grecia).

La Fiscalía ya anunció que vigilaría cualquier conducta que incitara al odio xenófobo o racista contra quienes llegaron a las Islas Canarias de manera irregular, y que estaba en contacto con la Policía y la Guardia Civil para conocer las medidas preventivas que estaban tomando para evitar incidentes.

En varios grupos de mensajería para teléfonos celulares circularon hace dos semanas numerosos mensajes escritos y de audio de contenido amenazante contra los inmigrantes, con frases como «los moros van a morir» o llamamientos a organizarse en grupos armados para perseguir en el sur de Gran Canaria a los de origen magrebí.

Todo ello en medio de la tensión que generó la difusión por WhatsApp y en redes sociales de varios vídeos de una pelea y de algunos incidentes protagonizados por inmigrantes -o atribuidos a ellos- en el sur de Gran Canaria, a veces magnificados hasta el punto de que la Policía tuvo que desmentir en Twitter el bulo de un homicidio construido a partir de uno de esos altercados.

En los últimos días, se celebraron hasta tres manifestaciones contra la presencia de los inmigrantes en Las Palmas de Gran Canaria -una de las capitales canarias-, infringiendo en algunos casos el toque de queda debido a la pandemia.

Por su parte, la Fundación Cruz Blanca, dependiente de los Hermanos Franciscanos, denunció la pasada semana en su página web que el campamento que gestiona para el Ministerio de Migraciones en esa ciudad es apedreado de forma repetida y sus usuarios sufren amenazas y agresiones.