Latinos fustigan al gobernador de Colorado por desigual acceso a salud

0
753
El gobernador Jared Polis. EFE/TANNEN MAURY/Archivo

Denver (CO) – La histórica desigualdad social que desfavorece a los latinos en el acceso a cuidados médicos, un problema agudizado por la pandemia de covid-19, provocó este martes las primeras expresiones públicas de desaprobación al gobernador de Colorado por parte de los legisladores hispanos locales, que exigen un nuevo enfoque en “equidad de salud”.

A nueve meses del inicio de la pandemia y cuatro meses de que el gobernador Jared Polis (demócrata) declarase al racismo “una emergencia de salud pública”, la falta de respuestas estatales adecuadas al desproporcionado efecto del coronavirus entre los latinos del estado ha “erosionado la paciencia” de esos dirigentes.

Y eso a pesar de que Polis habla español, dio una conferencia de prensa sobre la covid-19 en ese idioma, publica sus mensajes y sus comunicados de prensa en español y frecuentemente participa de entrevistas con medios latinos locales.

Pero, dijeron los legisladores hispanos, Polis “no hizo lo suficiente” para “combatir la disparidad de salud”. De hecho, los dirigentes consideran que el gobernador “desaprovechó oportunidades” de nombrar a latinos y a personas de otras minorías en altos cargos estatales con influencia directa en la respuesta de Colorado a la pandemia.

O, como señalaron los líderes latinos, no existe un número apropiado de personas de color en los más altos niveles de decisión donde se establecen las estrategias a largo plazo y las acciones concretas a corto plazo contra el virus.

Específicamente, la representante estatal Serena Gonzales-Gutiérrez, demócrata de Denver, formalmente solicitó a la oficina de Polis que difunda información sobre “la diversidad entre el personal jerárquico” del Departamento de Salud Pública y Medioambiente de Colorado (CDPHE).

En rueda de prensa con medios de Denver, Gonzales-Gutiérrez puntualizó que Polis ha nombrado latinos y miembros de otras minorías a cargos destacados dentro del Poder Judicial, así como juntas y comisiones de alcance estatal.

“Hemos transitado un camino positivo y por eso siento la confianza de que continuaremos aumentando la diversidad”, aseveró la legisladora. Sin embargo, dijo, la situación ha llegado a un punto crítico porque en Colorado (como en el resto del país), los niveles de muertes y hospitalizaciones por el coronavirus son los más altos desde el inicio de la pandemia.

Además, aún no se llegó a un acuerdo final respecto al presupuesto estatal para el próximo año. Y la sesión 2021 de la legislatura local, que iba a comenzar a mediados de enero, se postergará por lo menos un mes, dilatando aun más las negociaciones presupuestarias.

En ese contexto, la crisis socioeconómica causada por la pandemia ha exacerbado las disparidades de salud, opinó Gonzales-Gutiérrez, con un impacto desproporcionado entre los latinos, que representan 70 % de las personas de Colorado que acuden a clínicas comunitarias por problemas de salud, y 45 % de los nuevos contagios de covid-19.

La representante estatal, junto a dirigentes latinos y a legisladores afroamericanos, sostuvo que en la gobernación “existe una desconexión” entre la meta expresada de reducir la disparidad de acceso a servicios médicos y la “frustración” porque la desigualdad persiste “en medio de una pandemia global”.

Por su parte, la senadora estatal Julie Gonzales (demócrata) consideró que “trabajar en favor de la igualdad de salud es ahora más importante que nunca”.

“No podemos volver a la normalidad y esperar que todo se solucione porque eso no va a suceder. Existen desigualdades dentro del sistema de cuidados médicos y en cuanto al acceso a salud que preceden a la pandemia. La pandemia iluminó y acrecentó esas disparidades”, puntualizó.