Legisladores demócratas aumentan presión por ciudadanía para indocumentados

0
517
La misiva, enviada a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California. EFE/EPA/MICHAEL REYNOLDS/Archivo

Washington – Más de un centenar de legisladores demócratas apoyaron este lunes una carta del Caucus Hispano en el Congreso reclamando que el próximo programa para paliar el impacto de la covid-19 incluya una senda para que los trabajadores esenciales y los beneficiarios de DACA y TPS puedan alcanzar la ciudadanía estadounidense.

La misiva, enviada a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata de California, pide que se abra ese proceso «dado que los inmigrantes que son trabajadores esenciales han sido, y seguirán siendo, clave para la salud y la seguridad de todos los estadounidenses».

La carta señaló que hay millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, incluidos 202.500 beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y 131.300 del Estatus de Protección Temporal (TPS) «que sirven cada día a nuestro país como trabajadores esenciales».

El programa DACA lo creó en 2012 por decreto el entonces presidente Barack Obama y ha postergado la deportación de más de 700.000 inmigrantes que fueron traídos ilegalmente al país cuando eran menores de edad. En 2018, el entonces presidente Donald Trump decretó la cancelación del programa y las demandas legales han llevado el asunto al Tribunal Supremo.

El TPS cubre a unas 400.000 personas, oriundas de una decena de países, que han escapado de desastres naturales o conflictos violentos. La designación de esos países es temporaria y en muchos casos expira en diciembre próximo.

Estos inmigrantes, según la carta del Caucus Hispano, «han cuidado de la salud como médicos, enfermeras, cuidando de enfermos en sus hogares, y mantienen los servicios de salud como vigilantes, cocineros y empleados administrativos».

«Ellos protegen la seguridad alimenticia del país desde el trabajo en la agricultura y las plantas de procesamiento hasta el trabajo en los mercados y restaurantes. Ellos son los que responden primero en las emergencias, son maestros. Los trabajadores indocumentados esenciales han dado un paso al frente y sirven en tiempos de crisis. Deberían poder solicitar la ciudadanía estadounidense», puntualizó.