Líderes latinos piden mantener cuota de hispanos en junta educativa de Boston

0
215
Los interesados recordaron que 20 % de los residentes de Boston, y 42 % de los estudiantes de las escuelas públicas son latinos, por lo que es importante que sean dos hispanos los que reemplacen a las dimitidas. EFE/EPA/CJ GUNTHER/Archivo

Nueva York – Líderes latinos en Boston (Massachusetts) pidieron a la alcaldesa interina de la ciudad, Kim Janey, que nombre «de inmediato» a dos representantes de esa comunidad en la junta de educación que estén «comprometidos con la equidad».

Estos dos hispanos vendrían a reemplazar a las latinas que renunciaron tras filtrarse al público mensajes de texto que provocaron una controversia racial.

De esta manera, aseguran los líderes latinos a la alcaldesa en su carta, recogida por el Boston Globe, quieren evitar que se perpetúen las «desigualdades del sistema que durante mucho tiempo han plagado a las escuelas públicas» de la ciudad.

Todo comenzó con un intercambio de mensajes de texto entre la presidenta de la junta, Alexandra Oliver Dávila, y la profesora universitaria Lorna Rivera, también integrante de ese órgano, en los que hablaban mal de la gente que vive en el vecindario de West Roxbury, donde viven blancos y asiáticos de rentas altas.

«Odio WR», escribió Oliver Dávila, en referencia a West Roxbury. «Harta de los blancos Westie», respondió Rivera, un sentimiento del que Oliver Dávila se hizo eco, de acuerdo con el rotativo.

Los mensajes, escritos en octubre de 2020, se dieron a conocer recientemente y suscitaron una polémica que obligó a las latinas a dimitir la pasada semana.

«Creemos que esta filtración fue un intento de los partidarios del ‘statu quo’ de disminuir el importante trabajo que Alex y Lorna han hecho en la junta escolar y en particular su lucha para garantizar el acceso equitativo y las oportunidades para los estudiantes negros y latinos, así como para los estudiantes del idioma inglés», señala la carta.

La misiva fue enviada por más de 30 representantes de organizaciones como Amplify Latinx, Boston Foundation y Greater Boston Latino Network.

También enviaron una carta a media docena de aspirantes a la Alcaldía -entre los que figura Janey- y en la que sugieren que la publicación tardía de los mensajes fue una táctica.

Recordaron que 20 % de los residentes de Boston, y 42 % de los estudiantes de las escuelas públicas son latinos, por lo que es importante que sean dos hispanos los que reemplacen a las dimitidas.

Defendieron que Oliver y Rivera abogaron en la junta por la equidad educativa y exhortaron a Janey a realizar una investigación completa y un informe público sobre cómo se filtraron estos mensajes, «ya que quienquiera que haya hecho esto dentro del Gobierno de la ciudad presenta un riesgo continuo y debe ser identificado y despedido».

Asimismo, pidieron a los aspirantes a la Alcaldía que se comprometan con la representación latina en su administración y reunirse con ellos para discutir sus planes para abordar la equidad hispana en las escuelas y la junta, y las oportunidades económicas para esta comunidad.