Los 300 hondureños diarios que salen del país obligan a deportaciones rápidas, según experto

0
175

Tegucigalpa – A criterio del analista en temas migratorios, Ricardo Puerta, los 300 hondureños promedio que saben del país en busca del sueño americano obliga a Estados Unidos a retomar las deportaciones rápidas.

“Cualquier cosa que sea un plazo fijo, depende de mejorar las condiciones en estos países para que la gente no se vaya. No se puede estar atacando las causas, pero entonces pueden estar atacando los efectos”, justificó.

(VER) Biden reanuda las deportaciones rápidas con primeros vuelos a Centroamérica

Continuó explicando: “¿Qué se hace resolviendo el problema de 300 personas que salen todos los días en la frontera?, mandándolos de vuelta a los países de origen, dejándolos pasar a EEUU, poniéndolos en centros de detención de migrantes, mandándolos a un hogar artificial mientras aparecen los padres de esos menores”.

Puerta ahondó que el problema de la migración, especialmente en el Triángulo Norte, no sebe verse como algo binacional entre cada país y EEUU, “se trata de algo más regional y que todos los migrados de estos países quieren ir a Estados Unidos”.

Se estima que más de un millón de hondureños viven en Estados Unidos. Estas personas envían más de 5 mil millones de dólares anuales en remesas, lo que significa el 19 % del Producto Interno Bruto (PIB).

La Administración del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, retomó el pasado viernes de forma oficial las remociones rápidas al enviar vía aérea a indocumentados deportados a sus países de origen en Centroamérica, informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

La agencia federal confirmó en un comunicado que “reanudó los vuelos de expulsión acelerada para ciertas familias que llegaron recientemente a la frontera sur”, las cuales fueron enviadas a Guatemala, El Salvador y Honduras.

Al anuncio de la reanudación de las deportaciones expeditas de “ciertos grupos familiares” que cruzan ilegalmente la frontera se suma la orden del gobernador de Texas, Gregg Abbott, para que el Departamento de Seguridad Pública de ese estado detenga cualquier vehículo que haya cruzado la frontera desde México sobre el que tiene la sospecha de que transporta migrantes.