Merkel avanza que Alemania acogerá menores de Moria, sin concretar cifra

0
1271
EFE/EPA/ORESTIS PANAGIOTO/ARCHIVO

Berlín – Alemania acogerá a menores procedentes del campo de refugiados griego de Moria, avanzó la canciller Angela Merkel, aunque sin concretar cifras y tras expresar su insatisfacción con la política de asilo europea.

La líder alemana explicó, en un acto en la Fundación Konrad Adenauer, afín a sus filas conservadoras, que el primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis, le había pedido en una conversación telefónica apoyo para acoger a los refugiados que quedaron sin techo tras el incendio del campo.

Alemania está dispuesta a prestar esta ayuda, añadió Merkel, en un debate junto con el presidente del Partido Popular Europeo, Donald Tusk. Su país espera, sin embargo, que otros socios europeos contribuyan en la labor de acogida.

«Alemania cumple con su responsabilidad. Pero no podemos estar satisfechos con la política migratoria europea. Hoy por hoy, en realidad ésta no existe», afirmó la canciller, quien se comprometió a trabajar durante la presente presidencia de turno alemana de la UE por lograr «avances».

En medios alemanes se afirma, citando fuentes del gobierno, que Merkel y el presidente francés, Emmanuel Macron, se proponen lograr la reubicación de los 400 menores evacuados de Moria entre países europeos.

Desde las filas de la gran coalición alemana se presiona sobre el titular de Interior, el conservador bávaro Horst Seehofer, a que posibilite esa acogida. Varios «Länder» del país han mostrado su disposición a recibirlos, pero hasta ahora el ministro insiste en que no puede haber decisiones en solitario de un país, sino una «solución europea».

Su colega de Cooperación y Ayuda al Desarrollo, Gerd Müller, de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), estima que Alemania podría acoger hasta a 2.000 refugiados de Lesbos. Desde la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel se han pronunciado varios diputados a favor de recibirlos, mientras que el tercer socio de coalición, los socialdemócratas, apoyan en bloque la acogida.

Las presiones sobre el gobierno de Merkel para brindar esa ayuda humanitaria se suceden desde ayer. Miles de manifestantes marcharon el miércoles por Berlín, Hamburgo y Fráncfort, entre otras ciudades, en favor de la acogida de esos refugiados. Las iglesias católica y evangélica llamaron asimismo a la clase política a prestar esa ayuda humanitaria.

El gobierno regional de «Land» de Berlín se ha ofrecido a recibir unas 300 personas, mientras que los de Turingia (este), Baviera (sur) y Renania del Norte-Westfalia (oeste) acogerían hasta unos 1.000 cada uno.

Alemania está entre el grupo de países comprometidos con la reubicación de los refugiados en campos griegos. Desde mediados de julio ha recibido a unos 450, en su mayoría menores no acompañados o niños junto con familiares, en casos de especial vulnerabilidad.

El propósito del Ministerio de Interior era acoger hasta finales de septiembre o principios de octubre a un total de 950. Junto con Alemania participan en el programa de reubicación Francia, Portugal, Luxemburgo, Finlandia, Austria e Irlanda.

El devastador incendio de Moria se produjo apenas dos días después de la espectacular acción desplegada por varias ONG alemanas ante el edificio del Reichstag, sede del Parlamento, donde colocaron 13.000 sillas vacías para exigir la evacuación inmediata del campo.

Con la acción se pretendía simbolizar que hay espacio para acoger a esos refugiados y alertar de la situación en el campo, tras quedar en cuarentena por la aparición de casos de coronavirus.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here