Proyecto de Presupuesto General está equilibrado y fiscalmente responsable, reitera ministra de Finanzas

0
537

Tegucigalpa – La ministra de Finanzas, Rocío Tábora, reiteró este lunes que el proyecto de Presupuesto General de la República para el ejercicio fiscal 2020, al igual que en años anteriores está equilibrado y es fiscalmente responsable.

En declaraciones a la radioemisora HRN, la funcionaria explicó que el país cuenta con una Ley de Responsabilidad Fiscal, la que contiene reglas fiscales que hay que cada año

“Yo tengo un límite de gasto corriente, tengo un límite de deuda y tengo un límite de cuánto gastar en todo el año, o sea, una regla de déficit, o sea, que es una ley bastante rigurosa y el presupuesto está enmarcado en ley”, argumentó.

Ilustró que la ley establece que no se puede exceder de un punto del Producto Interno Bruto en el déficit, es decir que el déficit no podría pasar de aproximadamente seis mil 450 millones de lempiras en el año, ese es el tope.

Refirió que por otro lado está la otra regla de la deuda flotante, donde también hay límites y en ese sentido, por todos lados, el presupuesto sí está equilibrado.

Precisó que se envió al Congreso Nacional un proyecto de Presupuesto General recomendado para la administración central de 155 mil 570 millones de lempiras.

“Este año vamos a cerrar también con un déficit de un punto del PIB, tal como la ley manda, es un presupuesto responsable, aunque miramos con preocupación, fíjese que este año, a octubre la caída en los ingresos anda en cuatro mil 500 millones de lempiras, entonces eso a mí sí me preocupa,, porque de presentarse esta caída, yo ya tengo a mi equipo viendo por dónde van a hacer, después de la aprobación, obviamente, porque los recortes que se van a hacer una vez que uno va a observando y proyectando estas caídas”, comentó.

Indicó que la caída en los ingresos es en todos los rubros, en el Impuesto Sobre la Renta, Impuesto Sobre Ventas y otros y sin duda, en el primer trimestre fue el efecto de la caída en el precio del café, de la palma aceitera, y especialmente del café, que eso deprimió en el primer trimestre y todavía sigue afectando a las familias y el comercio, y toda la actividad que se desarrolla a través de ese rubro.

Acotó que otra caída en los ingresos es por el impacto de la eliminación del 1.5 por ciento en el Impuesto Sobre la Renta por parte de las empresas, que este año impactó en mil 200 millones de lempiras.

No obstante, se espera que en noviembre y diciembre la economía se recupere, de hecho, ha venido un proceso lento de recuperación, pero se prevé que ya para el próximo año ese bache se empiece a superar, tal como están las proyecciones internacionales y también del Banco Central de Honduras (BCH).

Tábora detalló que el servicio de la deuda tiene un peso arriba de los 36 mil millones de lempiras en el Presupuesto General de la República, es un impacto fuerte, sin embargo, existe una política de sostenibilidad de deuda.

“¿Cómo se mide eso?, hay un indicador internacional que mide la relación de la deuda con el Producto Interno Bruto y nosotros vamos a cerrar el año, ya con los préstamos, incluso aprobados, en 45.9 de la deuda de todo el sector público no financiero, ahí va la deuda de la administración central, de las descentralizadas, y hasta de las municipalidades van articuladas, porque es toda una contabilidad nacional la que se lleva, entonces la deuda es de 45.9”, ilustró la funcionaria.

Agregó que a nivel internacional se estima que para países como Honduras, estaría en un 50, hasta un 52 o 51 por ciento en relación al Producto Interno Bruto, “entonces quiere decir que no estamos en el tope de la deuda, sin embargo, nosotros manejamos una política para ir bajando esta relación en las cuentas nacionales anuales”.

“De hecho, por ejemplo, la autorización que pedimos al Congreso Nacional para salir al mercado con los bonos soberanos, pues, dijeron: ah 700 millones más, pues, no, porque 500 millones de esos fíjese que es para readecuar una deuda que se vence el otro año, en diciembre del otro año, que la vamos a readecuar porque tenemos mejores condiciones, la vamos a tirar a más largo plazo y esperamos, pues, a intereses, a tasas más bajas, que cuando se colocó ese bono en el 2013”, apuntó.

Recalcó que entonces, sí hay una estrategia, hay una política y la ley que establece cuánta deuda flotante se debe cerrar, cuánto es el déficit y cuánto es el gasto corriente que impone para tener un manejo responsable del Presupuesto General.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here