Texas busca carceleros voluntarios para ayudar en la detención de inmigrantes

0
183
Cerca de 200 reos inmigrantes indocumentados son trasladados a una sección nueva de la cárcel conocida como la ¨ciudad de las carpas¨, en Phoenix, Arizona, donde cumplirán sus sentencias, para después ser deportados a sus países de origen. EFE/José Muñoz/Archivo

Los Ángeles – El gobernador de Texas, Greg Abbott, busca personal entrenado en el manejo de cárceles para que ayuden de forma voluntaria a desarrollar su plan de arrestar a migrantes que crucen la frontera de manera irregular como parte de su estrategia para abordar la crisis de la frontera.

El gobernador republicano hizo el llamado oficial este viernes y en concretó que busca carceleros con experiencia en supervisión y liberación y oficiales de registro con experiencia en toma de huellas y conocimientos del sistema de telecomunicaciones de las fuerzas de seguridad de Texas.

«El estado de Texas no tolerará la actividad delictiva, por lo que estamos intensificando esfuerzos para abordar esta crisis en ausencia de la Administración Biden», dijo Abbott en un comunicado.

El llamado es incluso para aquellos que están trabajando en las prisiones estatales o del condado, o que hayan sido licenciados en los últimos dos años.

La idea es que estos voluntarios ayuden a los alguaciles fronterizos a “operar las instalaciones de detención y proporcionar camas en la cárcel para los arrestados por cargos estatales relacionados con la crisis fronteriza”, destaca el gobernador en el comunicado.

Las autoridades estatales detendrán a los inmigrantes indocumentados por allanamiento de morada, y los infractores estarán sujetos a arresto y confinamiento, detalló.

Abbott dio la orden como parte de la declaración de estado de emergencia que hizo a principios de mes debido al incremento en el flujo migratorio por la frontera de Texas registrado en los últimos meses, con más de 630.000 inmigrantes que llegaron a la frontera de Estados Unidos con México desde que el presidente, Joe Biden, asumió el cargo en enero pasado.

Este viernes, Abbott también instó a los jueces de los 254 condados de Texas a presentar su presupuesto proyectado a dos años para los gastos relacionados con la actual crisis fronteriza.

Estas proyecciones serán utilizadas para solicitar fondos adicionales para la seguridad fronteriza durante el próximo periodo legislativo especial.

«Mientras la Administración Biden continúa ignorando la crisis en la frontera, el Estado de Texas está interviniendo para garantizar que nuestros condados tengan los recursos y el apoyo que necesitan para mantener seguras a sus comunidades», insistió Abbott.